Astaxantina: el más potente antioxidante

 

 

Astaxantina 

La mayoría de las sustancias y suplementos que conocemos funcionan a nivel celular, digestivo o muscular, pero la astaxantina tiene un efecto antioxidante sin precedentes que involucra la restauración del organismo como consecuencia de su acción rejuvenecedora y/o anti-envejecimiento.  Vea cómo sucede y por qué.

La Astaxantina (ASX) es un potente antioxidante de origen natural que combate el estrés oxidativo y tiene grandes beneficios para la piel, la vista y el sistema cardiovascular.

Es 10 veces más potente que la vitamina C; 14 veces más potente que la vitamina E; y 54 veces más potente que cualquier otro betacaroteno. La Astaxantina es un carotenoide xantofilo, con un metabolismo secundario que se sintetiza de forma natural por una serie de bacterias, microalgas y levaduras.

Debido a la diversidad funcional colectiva en la biología de la piel, cada día aparecen más pruebas de Astaxantina (ASX) que corroboran sus múltiples beneficios para la salud, así como aplicaciones nutracéuticas (o biocéuticas, se refiere a un producto presentado como alternativa farmacéutica  que muchas veces es fabricado con ingredientes naturales aunque carece de una definición regulatoria precisa) en el área de la dermatología.

Las Astaxantina (ASX) está relacionada con otros carotenoides como zeaxantina, luteina y β-caroteno; así que comparte muchas de las funciones fisiológicas y metabólicas que se les atribuyen a los carotenoides en general.  Sin embargo, la ASX es más bioactiva que la zeaxantina, luteína y β-caroteno.  Esto es principalmente debido a la presencia de un grupo cetónico y un hidróxilo a cada extremo de la molécula.  Y aún más, a diferencia de los otros carotenoides, la ASX no se convierte en vitamina A.

Debido a la estructura molecular, la ASX tiene características únicas que consolidan su uso potencial para promover la salud humana.

En particular, los grupos del extremo polar eliminan los radicales libres, mientras que los dobles enlaces de su segmento medio eliminan los electrones de alta energía.  Esta explicación un poco compleja es tan solo para que usted sepa que estas propiedades químicas son las que hacen que la ASX tenga una actividad antioxidante superior a la de otros carotenoides. (1)

 

Beneficios

Img de RitaE Instagram

 

Pérdida de la visión relacionada con la edad

La degeneración macular ocurre cuando una parte de la retina se daña.  Una investigación muestra que consumir un producto que contenga ASX, luteína, zeaxantina, vitamina E, vitamina C, Zinc y cobre de forma oral, puede mejorar el daño producido en el centro de la retina en personas que sufren de degeneración mácula pero no mejora el daño en las zonas exteriores de la retina. (2)

El glaucoma es un incremento de la presión del fluido dentro del globo ocular que eventualmente resulta en la muerte de las células de la retina por el daño oxidativo y la pérdida de flujo sanguíneo a esa zona.  La ASX restaura los parámetros a un nivel normal en los ojos, según los resultados en glaucoma inducido de forma experimental. (3)

Cómo es que la Astaxantina beneficia su Visión

De todas las formas de vitamina A carotenoide, solo la zeaxantina y la luteína se encuentran en la retina quien tiene la mayor concentración de ácidos grasos de cualquier tejido en el cuerpo humano.  Esto es porque la retina es un ambiente muy rico en luz y oxígeno y necesita un gran ejército de cazadores de radicales libres para prevenir el daño oxidativo en ese lugar.

Se cree que el cuerpo acumula la zeaxantina y la luteína para cumplir con esta función y la concentración de estos dos pigmentos en la mácula de la retina es lo que le da su color amarillo característico. 

Tanto la zeaxantina como la luteína cruzan la barrera hematocefálica, pero también la Astaxantina.

Según el doctor Joseph Mercola, “el ojo prefiere concentrar más zeaxantina que luteína en el área central de la retina macular donde incide la mayor cantidad de luz; además, la zeaxantina es un depurador de oxígeno singlete más eficaz que la luteína y el cuerpo parece tener un mecanismo automático para detectarla y acumularla ahí donde la necesita.

La degeneración macular y las cataratas se consideran las principales causas de ceguera.  Las estadísticas son preocupantes:

  • La degeneración macular por envejecimiento (DMPE) es la principal causa de ceguera en personas mayores de 50 años.
  • La DMPE afecta a 60 millones de personas en todo el mundo y 10 millones ya son ciegos.
  • La pérdida de visión grave e irreversible afecta al 30% de las personas mayores de 55 años.
  • Las cataratas, por su parte, son causadas por la peroxidación lipídica de la capa epitelial del cristalino.  Aunque puede tener otras causas, la mayoría se relaciona con el envejecimiento y esta es una dolencia que resulta en 3 millones de cirugías al año.

Solo conociendo estas estadísticas valdría la pena darle una oportunidad a la Astaxantina. 

Aunque se ha comprobado que tanto la vitamina C como los carotenos luteína y Zeaxantina se asocian a una reducción en el riesgo de degeneración macular, ninguna le gana a la Astaxantina en términos de potencia como captador de radicales libres y/o permeabilidad a través de la barrera hematocefálica.” (4)

Mark Tso, especialista del Instituto Ocular Wilmer de la Universidad Johns Hopkins ha demostrado que la ASX puede atravesar fácilmente los tejidos del ojo y desplegar sus efectos de forma segura y con mucha más potencia que los otros carotenos sin reacciones adversas. (5)

Según Tso, la ASX puede mejorar o prevenir daño causado por luz inducida, daños de células fotoreceptoras, células ganglionares y daño de las neuronas de las capas internas de la retina.  Tso concluyó que la suplementación con ASX puede ser efectiva para prevenir o tratar las siguientes enfermedades oculares:

  • Degeneración macular por envejecimiento (DMPE)
  • Neuropatía diabética
  • Edema macular cistóide
  • Glaucoma
  • Enfermedades inflamatorias de los ojos (retinitis, keratitis, escleritis, etc.)
  • Oclusión arterial y venosa de la retina central

 

Colesterol

El colesterol en sí no es malo.  Se produce de manera natural en el hígado y es transportado a través de la sangre para formar membranas celulares, vitamina D y algunas hormonas.

El problema surge cuando hay demasiado colesterol en la sangre y como no es hidrosoluble, el exceso termina depositándose en las paredes de los vasos sanguíneos, específicamente, en las arterias.  Eso no es bueno porque arterias estrechas es labrar el camino para una crisis cardiaca o un derrame cerebral.

Tradicionalmente, el médico le recomendará dejar de fumar, alimentación sana, ejercicio y dieta para las personas con colesterol elevado, pero suplementar con ASX ha mostrado también resultados a la hora de disminuir el colesterol LDL (lipoproteína de baja de densidad por su sigla en inglés).

Existen varios estudios a este respecto, especialmente uno realizado en 2017 donde, al tomar una combinación de ASX con licopeno y otros carotenoides por 45 días redujo los niveles de triglicéridos y colesterol LDL en ratones machos. (Estudio)

 

Efectos Anti- Cáncer

En vista de sus propiedades antioxidantes se han empezado a hacer estudios con la Astaxantina (ASX) que demuestra un potencial para combatir el cáncer.  Se cree que este antioxidante puede disminuir la mutagénesis y la carcinogénesis al inhibir el daño oxidativo a las células dañadas.

Incluso, restaura la comunicación intercelular lo que permite disminuir la proliferación tumoral, como lo presenta este estudio donde se vieron los beneficios.

 

Protección contra afecciones relacionadas con la edad por su acción antioxidante

En un artículo del doctor Joseph Mercola, éste menciona que la ASX tiene un poder antioxidante 550 veces mayor que la vitamina E y es 6,000 veces más potente que la vitamina C.  Además, como otros antioxidantes “dona” sus electrones para neutralizar radicales libres.

Sin embargo, mientras que esta donación de electrones se agota en la mayoría de los otros antioxidantes, la ASX tiene una gran capacidad de supervivencia y le permite estar activa por más tiempo, por lo menos, más que el resto de los antioxidantes.

Además, la ASX se mantiene intacta, es decir, no hay otras reacciones químicas que la descomponen, cosa que también pasa con los otros antioxidantes.

Otra diferencia entre la ASX con respecto a los otros antioxidantes, es el número de radicales libres que puede manejar.  En principio, la mayoría de antioxidantes como vitamina C y E pueden contrarrestar de a un radical libre mientras que la ASX puede contrarrestar hasta 19 radicales libres a la vez. 

Esto lo logra al formar una especie de nube alrededor de la molécula, proceso que se denomina como resonancia de dislocación de electrones. Si los radicales libres tratan de robar electrones de la molécula de la ASX, la nube de electrones de la ASX simplemente los envuelve, absorbe y neutraliza al mismo tiempo.

 

Salud cardiovascular

Otra de las características únicas de la ASX es la capacidad de proteger tanto las partes hidrosolubles como las liposolubles de la célula.  Los carotenoides normalmente se dividen entre hidro y liposolubles, pero la ASX pertenece a un grupo intermedio que se desenvuelve en ambos ambientes.

Esto quiere decir que la molécula de la ASX puede afectar y expandir la membrana bio-lípida de todas las células.  No está flotando por ahí en el torrente sanguíneo, de hecho, se integra a la membrana celular.

Esto incluye membranas mitocondriales de las células cardiacas y es por esta razón que la ASX demuestra beneficios para la salud cardiaca.  Debido a que la salud mitocondrial es un factor clave en el proceso de envejecimiento, su fortalecimiento es una de las principales estrategias para ayudar a disminuir el proceso general de este.

 

Salud y funcionamiento cerebral

Así mismo, la ASX tiene la capacidad de cruzar la barrera hematoencefálica que hace parte de su habilidad neuro-protectora. (Estudio)

Un estudio realizado en 2018 concluyó que la ASX puede beneficiar los procesos cerebrales involucrados en su neurodegeneración como enfermedad de Alzheimer, Parkinson, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) que es un trastorno letal de las neuronas motoras caracterizado por una pérdida progresiva de las neuronas motoras superiores e inferiores a nivel espinal o bulbar;  y la isquemia cerebral que desencadena una pérdida casi inmediata de oxígeno y glucosa en el tejido cerebral y, en última instancia, causa lesiones neuronales irreversibles en el núcleo isquémico a los pocos minutos de su aparición.

 

Antioxidante y no pro-oxidante, ideal en situaciones hormonales como la menopausia

Otra característica clave de la ASX es que no puede funcionar como pro-oxidante.  Muchos antioxidantes actúan como pro-oxidantes, es decir, que más bien causan oxidación en lugar de combatirla cuando hay suficientes concentraciones.  Por eso no es recomendable consumir demasiados suplementos antioxidantes en general.

Síntomas de la menopausia

La menopausia puede convertirse en un período difícil para algunas mujeres.  Síntomas como ansiedad, estrés, sofocos y depresión pueden tener un influjo negativo en la salud y el bienestar deteriorando la calidad de vida.

Como consecuencia del envejecimiento, los niveles antioxidantes empiezan a disminuir y esto se combina con la reducción en los niveles de estrógeno durante la menopausia y que en contraste aumenta el estrés oxidativo con base en la concentración y estructura química de la hormona.

La menopausia puede llevar a la creación de un estado pro-oxidante en el cuerpo.  Una vez más, se ha descubierto  que la ASX ayuda a eliminar los radicales libres contribuyendo a reforzar el sistema inmunológico, lo que es necesario para promover el crecimiento saludable del cabello, por ejemplo. (Estudio)

 

Antiinflamatoria

Como la ASX no funciona como pro-oxidante, incluso cuando está presente en grandes cantidades, la hace más segura y eficaz a la hora de actuar en el organismo. La Astaxantina actúa en diferentes vías inflamatorias, lo que la hace una sustancia antiinflamatoria muy potente que además, ayuda a mantener el equilibrio en el sistema. (Estudio)

 

Dispepsia (Indigestión)

Algunas investigaciones muestran que tomar 40 mg de ASX al día reduce los síntomas de reflujo en personas con indigestión.  Parece que les sienta mejor a las personas con infección de H.pylori. 

 

Como suplemento deportivo para mejorar el desempeño atlético

Recordemos que las mitocondrias son nuestras fuentes de energía desde niveles intracelulares.  Sus mitocondrias producen hasta el 95% de la energía de su cuerpo al quemar ácidos grasos y otras sustancias.

Entrenamientos y deportes de alta intensidad como son la natación, ciclismo, atletismo y levantamiento de pesas puede llevar a la acumulación de la hormona de estrés cortisol y a una incrementada liberación de radicales libres metabólicos.  Esto genera estrés oxidativo que tiene como consecuencia fatiga, cansancio, dolores musculares tanto durante como después del ejercicio.

Se han realizado muchos estudios pero el más significativo es uno que determinó que suplementar con ASX no ha de reducir la probabilidad de una lesión, pero puede ayudar a mejorar la resistencia y el vigor en el desempeño. 

Esto es importante para los deportistas:  según el doctor Joseph Mercola, “muchas células mitocondriales se encuentran en el tejido muscular debido a que allí es donde se tiene el mayor requerimiento de explosiones de energía.  Pero esta acción de producción energética tiene un lado negativo y es que genera radicales libres altamente reactivos  que dañan las membranas celulares y oxidan el ADN.  El daño celular resulta en la activación de marcadores inflamatorios, donde usted termina agotada(o) y con músculos adoloridos.

Cuando la mitocondria está comprometida, es ineficiente y no puede producir la energía necesaria para suplir las exigencias del cuerpo y como resultado su fuerza y resistencia se deterioran.  Entre más intensa la actividad, más radicales libres produce.

Debido a que la ASX es un antioxidante tan potente, hurga en el tejido muscular los radicales libres y elimina de forma efectiva el oxígeno singlete.  Se cree que por medio de este mecanismo es que la ASX le da tal explosividad a su resistencia aeróbica.” (Artículo)

Hay un estudio realizado en 1998 en Suecia por el doctor Curt Malmsten que valida la habilidad natural de la Astaxantina para incrementar fuerza y resistencia. (Estudio)

El resultado más impresionante fue en estudiantes hombres entre las edades de 17 y 19 años que tomaron 4 mg de ASX al día durante 6 meses y tanto su fuerza como resistencia incrementaron en un increíble 62%.  Aún más, la resistencia cardiovascular incrementó 3 veces más rápido que el grupo control.  Los estudiantes que tomaron un placebo incrementaron su fuerza en 22% que es normal para este grupo de edad en un período de 6 meses ya que, en general, son jóvenes involucrados en actividades deportivas.  Básicamente, la Astaxantina logró hacer a estos muchachos más fuertes y resistentes casi tres veces más rápido que el grupo que tomó el placebo.

Se necesitan más estudios para determinar con certeza los mecanismos involucrados en la incrementada resistencia muscular.  Una de las hipótesis es que la Astaxantina protege las estructuras membranosas de las células, como la membrana mitocondria, contra el estrés oxidativo generado durante los entrenamientos fuertes y por ello, preserva la funcionalidad de las células.

Djordjevic y otros en un estudio comprobaron que los niveles de CK (Creatina Kinasa) posteriores al ejercicio eran más bajos después de un período de 2 horas de ejercicio intenso específico para el deporte en jugadores de fútbol juveniles de élite que habían consumido previamente Astaxantina (4 mg/día) durante 90 días. Evidentemente, es necesario estudiar más poblaciones antes de poder generalizar estos resultados.

 

Salud de la piel

La Astaxantina ASX es producida por la microalga Haematococcus pluvialis, cuando su suministro de agua se seca, obligándola  a protegerse de la radiación ultravioleta.

Así se comienzan a desplegar los poderes protectores y restauradores de la piel.

Los cambios moleculares y morfológicos en una piel deteriorada no solo comprometen su función protectora, sino que, además, contribuyen a la aparición de condiciones cutáneas como resequedad y prurito excesivos; mayor predisposición a la formación y profundización de arrugas, despigmentación, fragilidad y dificultad para cicatrizar lesiones. 

Así mismo, se altera la permeabilidad de la piel a medicamentos, disminuye su capacidad de percibir y responder a estímulos mecánicos, mayor propensión a irritación cutánea e incidencia de tumores.

Los efectos de la ASX se ven reflejados en la supresión de hiperpigmentación, síntesis de melanina e inhibición de foto-envejecimiento, así como la reducción de la formación de arrugas se han reportado en varios estudios clínicos.

En un estudio que revisa los efectos de la ASX en los mecanismos celulares y moleculares  como la regulación de las actividades antiinflamatorias y antioxidantes, la modulación de la respuesta inmunológica, la prevención del daño cutáneo y la regulación del daño del ADN, se ha encontrado que la ASX tiene un gran potencial como nutracéutico para:

- Proteger contra los rayos UV: Vale la pena mencionar la habilidad natural de la Astaxantina para proteger nuestra piel contra los dañinos rayos UV cuando se ingiere.

- Reparar el daño de ADN:  al proteger contra los rayos UV, logra una doble protección ya que el daño solar también afecta el ADN, mejorando su capacidad de regeneración del ADN de las células expuestas a radiación UV, lo que equivaldría a retardar el crecimiento de células cancerígenas en la piel.

-Según el estudio mencionado más arribe, fortalecería el sistema inmunológico debido a que la ASX incrementa la capacidad del cuerpo para almacenar inmunoglobulina que ayuda al sistema inmune a combatir virus y hasta melanoma.

-Debido a su poder antioxidante, la ASX ha demostrado neutralizar radicales libres, disminuir inflamación de la piel en casos de eczema y mejorar la aparición de lineas y arrugas de la piel por envejecimiento.  De la misma manera actúa en el caso de la hiperpigmentación como consecuencia de los radicales libres  que conocemos como Especies Reactivas al Oxígeno (EROs).

- Ideal para pieles delicadas:  la Astaxantina (ASX) ha sido reconocida por sus propiedades antiinflamatorias aliviando rubor en la piel, sensibilidad e inflamación.

 

Dolores articulares

Algunos estudios demuestran que la Astaxantina podría reducir la inflamación y síntomas dolorosos relacionados con la artritis. 

El envejecimiento no es el único factor de riesgo para la progresión de la OA. La patogénesis es compleja e implica factores fisiológicos y mecánicos como el sexo, la obesidad, la herencia, las alteraciones metabólicas, los traumatismos y el estrés mecánico, cada uno de los cuales puede afectar a todos los tejidos de la articulación. La degradación del cartílago, causada por un desequilibrio en la homeostasia del cartílago, es una característica central de la OA.

Artritis reumatoide, Osteoartritis

Estudios iniciales muestran que tomar suplementos que contienen Astaxantina, luteina, vitamina A, vitamina E y aceite de cártamo 3 veces al día, todos los días durante 8 semanas reducen el dolor y mejoran los sentimientos de satisfacción en personas con Artritis reumatoide. (Estudio)

La Astaxantina (ASX) además de su actividad antioxidante tiene aplicaciones médicas debido a la activación de la vía de señalización NrF2 y su eficacia para tratar la Osteoartritis (OA).

Un estudio realizado en 2019 reporta una actividad protectora de la homeostasia del cartílago y sugiere la Astaxantina  como suplemento terapéutico para el tratamiento de la Osoteoartritis (OA).

 

Síndrome de túnel carpiano

El síndrome de túnel carpiano (STC) trata de la compresión del nervio mediano que pasa hacia la mano.  El nervio mediano se encuentra en le lado de la palma de la mano que se llama el túnel carpiano.  Suministra el impulso nervioso o la sensibilidad al músculo que va al pulgar, pero se siente también hasta el dedo anular.

El síndrome del túnel carpiano puede ocurrir en una o ambas manos; puede deberse a traumas por trabajos repetitivos, como los de los cajeros y revisores de tiendas, trabajadores de líneas de ensamblaje, empacadores de carne, mecanógrafos, escritores y contadores. Otros factores que pueden causar STC incluyen la obesidad, el embarazo, el hipotiroidismo, la artritis y la diabetes.

En cuanto al STC o Síndrome de Tunel Carpiano, algunas investigaciones sugieren que tomar un mezcla oral de ASX, luteína, β-caroteno vitamina E no alivia el dolor del síndrome de túnel carpiano, pero el hecho de que la ASX es antiinflamatoria, sí puede traer una sensación de descanso y reparación a esta condición.

 

Posibles efectos secundarios

Al utilizarse de forma tópica sus efectos secundarios son prácticamente inexistentes.  Por la vía oral, algunos estudios sugieren que en personas con enfermedades autoinmunes, podría tener un efecto en la producción de testosterona en el cuerpo.

 

Dosificación:

Como la Astaxantina es un carotenoide liposoluble, la absorción y retención de la astaxantina suplementaria es mucho mayor (el área bajo la curva es más del doble) si se toma inmediatamente después de las comidas en lugar de fuera de ellas.

A pesar de ser un carotenoide, en los mamíferos la Astaxantina no tiene ninguna actividad de la provitamina A.  Los estudios han demostrado que la suplementación de la Astaxantina es increíblemente segura, sin efectos secundarios significativos, aunque, al igual que otros carotenoides, tiene el potencial de afectar el color de la piel si se toma en dosis altas durante períodos prolongados.

Dado que la Astaxantina tarda en acumularse en las regiones del cuerpo donde se han observado sus beneficios y tocaría tomarla por lo menos durante 4 semanas antes de ajustar la concentración a consumir como suplemento.

Si usted decide suplementar con Astaxantina, el Doctor Joseph Mercola recomienda comenzar con 4 mg al día e incrementar poco a poco hasta llegar a 8mg

Tomar la Astaxantina ASX en suplemento se optimiza si lo hace junto con un alimento graso como aceite de coco, aceite de MCT (Triglicéridos de cadena media, por su sigla en inglés). 

La producción comercial de este pigmento se ha realizado comúnmente por la síntesis química, pero la microalga Hematococcus pluvialis parece ser la fuente más prometedora para la producción biológica industrial de Astaxantina.

Cabe mencionar que actualmente, el 95% del ASX disponible en el mercado se produce sintéticamente utilizando productos petroquímicos debido a la rentabilidad de la producción en masa. Han surgido problemas de seguridad en relación con el uso de ASX sintética para el consumo humano, mientras que la ASX derivada del H. pluvialis es la principal fuente para varias aplicaciones humanas, incluidos los suplementos dietéticos, los cosméticos y los alimentos.

Asegúrese de revisar la etiqueta sobre el origen de su Astaxantina, lo ideal es que provenga del alga Hematococcus pluvialis.

Además, estudios preliminares han demostrado la posibilidad de la producción natural de Astaxantina mediante la acuicultura de erizos de mar Arbacia lixula sin sacrificarlos, ya que el carotenoide natural se acumula en los huevos . Por esta razón, es importante encontrar un nuevo y eficiente proceso para la producción natural de Astaxantina. 


Dejar un comentario