Desparasitarse: cómo hacerlo con plantas

 

Cuando pensamos en purgarnos lo hacemos porque estamos sintiendo que nuestro organismo no está respondiendo como debiera.  Acto a seguir, se compra en la droguería la pastilla para dicho cometido y de paso, pastillas para todos los de la familia.

Pero, ¿qué tal si, en lugar de dirigirnos a la droguería, incorporamos en nuestra alimentación ciertas hierbas y condimentos que pueden eliminar y mantener los parásitos bajo control?

Aquí le presento algunas hierbas cuyas propiedades le pueden ayudar, según sus necesidades.  Sin embargo, antes de ir más lejos, es importante saber que es bueno tener la guía de un médico naturista o un especialista en medicina funcional, o por lo menos, que usted haya estado siguiendo un estilo de vida holístico por algún tiempo.  Es decir, utilizando medicinas alternativas como homeopatía, aromaterapia, esencias florales, Ayurveda, etc.  Esto es porque el paso más importante al curar una infección es fortalecer su sistema inmunológico y, a veces, cuando el organismo está muy intoxicado, estas hierbas pueden tener efectos fuertes a los que usted no está acostumbrado(a).

Con esta información aclarada, he aquí las hierbas anti-parasitarias y de qué manera las puede incorporar con este fin.

 

Ajo

Aparte de espantar vampiros y resaltar el sabor de muchas comidas, no se conocen muchas más aplicaciones para el ajo.  Sin embargo, es una de las especias más efectivas a la hora de eliminar del cuerpo organismos indeseables.  El ajo es capaz de frenar la proliferación y eliminar más de 60 clases de hongos y 20 tipos de bacteria, así como algunos de los virus más potentes.

Aún recuerdo que de niña tuve una fiebre que no bajaba y mi papá picó unos ajos y me los untó en las plantas de los pies.  Era un remedio tradicional que se utilizaba en Hungría y fue lo único que funcionó.

El ajo tiene un historial de eliminación de bacterias y control de infecciones micóticas (por hongos) secundarias.  Además, desintoxica mientras estimula suavemente la eliminación y tiene propiedades antioxidantes que protegen contra la oxidación causada específicamente por las toxinas parasitarias.  La alicina y el ajoene o ajoeno son los componentes activos del ajo que combaten los parásitos. Estos compuestos eliminan amebas, incluyendo la variedad unicelular, así como lombrices y anquilostomas.

Como la alicina no se presenta de manera natural en el ajo, hay que cortarlo o picarlo para que libere la enzima aliinasa y se combine con la sustancia aliína y de esta manera activar la alicina con todos sus poderes antiparasitantes.

Para sacar el mayor provecho al ajo, asegúrese de consumirlo picado o en un jugo.  Empiece consumiendo de a uno al día y vaya incrementando poco a poco las cantidades hasta lo que pueda soportar.

 

Semillas de pepino cohombro

Las semillas de pepino cohombro se han utilizado como un tratamiento general para combatir la Tenia en el tracto digestivo.  Las semillas de cohombro pulverizadas pueden consumirse para combatir este parásito, pero también de manera preventiva.

Los pepinos, debido a las enzimas que contienen sus semillas, son muy efectivos a la hora de eliminar estos parásitos.  Los pepinos ideales son los que se utilizan para preparar los pepinillos encurtidos y si los va a utilizar deje secar las pepas y luego muélalas hasta volverlas polvo.  Utilizar una cucharada de este polvo al día en su batido, extracto o programa de limpieza orgánica.

 

Papaya

Normalmente las frutas tropicales no se utilizan durante los programas de limpieza orgánica, incluida la desparasitación, debido a sus elevados índices de azúcar.  Sin embrago, esta fruta en particular, tiene una gran capacidad para eliminar la mayoría de los parásitos intestinales, desde lombrices hasta la Tenia.  Al igual que en el pepino cohombro, su poder está en las pepas.

Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, se aconseja mezclar un poco de miel con las pepas de la papaya para eliminar parásitos a través de las heces.   Se recomienda que, si usted va a consumir la fruta por sus propiedades curativas, remueva la cáscara y deje fermentando la fruta en vinagre de sidra por 24 horas.  Pasado este tiempo, ha de consumir el equivalente de 8 onzas (225 gr) de la fruta fermentada y beber 2 onzas (60 ml) del líquido en que se fermentó, esto por 4 días.

Existe una receta para un batido ayurvédico que le puede ayudar:  tomar las semillas de una papaya mediana y molerlas.  Añadir luego una cucharada de aceite de coco virgen, luego una taza de leche de coco y el resto de la papaya.  Licuar hasta lograr la consistencia del batido.  Repetir durante siete días consecutivos.

 

Clavo

El clavo contiene uno de los agentes germicidas más potentes del mundo herbolario que se conoce como eugenol.  También contiene cariofileno que es un poderoso agente microbiano.  Estos componentes, al llegar al torrente sanguíneo, eliminan parásitos microscópicos, larva parasitaria y huevos.

El clavo es tremendamente efectivo para combatir la malaria, tuberculosis, cólera, sarna y otros parásitos, virus, bacteria y hongos, incluyendo la cándida.  El clavo de olor también es bastante eficaz contra los estafilococos, estreptococos y Shigella (causante de la disentería).  De la manera en que mejor funciona es cuando se consume junto con el ajenjo y cascos de nogal negro.

 

Semillas crudas de calabaza

Estas semillas pueden eliminar los huevos ya que contienen una grasa natural que es tóxica para los huevos de los parásitos.  La curcurbitina que se encuentra en las semillas de la calabaza ha demostrado tener una acción anti parasitaria, pues tiene la capacidad de paralizar las lombrices, de manera que se desprenden de las paredes intestinales.

Médicos chinos han utilizado las semillas de calabaza para tratar infestaciones de Esquistosomiasis y Tenia.  Muchas fórmulas antiparasitarias contienen semillas de calabaza, pero no es muy eficaz en unas cuantas cápsulas.  Se necesita media taza por cada toma para que cumpla su función.  Se recomienda molerlas y añadirlas a ensaladas o batidos por varios días.

 

Cúrcuma

Es tal vez una de las hierbas más potentes y tiene efectos en casi todo.  Es anticancerígena, antiinflamatoria, cicatrizante, desparasitante y en general, depuradora.  Es una especia que se puede consumir regularmente para mantener un buen estado de salud, así como para tratar varias dolencias.  Es importante utilizarla junto con la pimienta negra y el aceite de coco virgen para potenciar sus propiedades y mejorar la absorción. Sobre todo, con la pimienta negra.

 

Jengibre

Como pariente legítimo de la cúrcuma, el jengibre comparte algunas de sus cualidades.  Además, mejora la circulación y ayuda a aliviar problemas digestivos.  Es particularmente útil para aliviar la náusea y el gas asociados con la muerte parasitaria.  Mejora la producción de ácidos estomacales, cosa que ayuda a combatir parásitos e infecciones.  El rizoma fresco de jengibre es ideal para eliminar mucosidades, mientras que el jengibre molido es mejor para subir la temperatura del organismo.  Se recomienda consumir de ambos.

 

Pimienta cayena

Esta pimienta es un potente fungicida.  La mejor cayena es capaz de eliminar hongos, moho y parásitos al contacto.  Además, mejora la circulación y la salud; potencia el efecto de otras especias cuando se utilizan juntas.  Pruebe las semillas de calabaza germinadas, condimentadas con jengibre y cayena como tentempiés y al mismo tiempo desparasitante.

 

Cáscaras verdes/hojas del nogal negro

Estas cáscaras han demostrado tener potentes efectos para eliminar varios tipos de parásitos.  Las cáscaras verdes de nogal negro molidas en polvo contienen tannina que es yodo orgánico, así como juglandina.

El nogal negro se ha utilizado tradicionalmente para combatir varios tipos de parásitos, incluyendo aquellos que causan irritaciones de la piel como la Tiña.  El nogal negro, además, oxigena la sangre, cosa que ayuda a eliminar parásitos.

El nogal negro es muy eficaz contra la Tenia, las infecciones por levadura como Cándida albicans, lombrices y Malaria.  Es además efectivo para reducir los niveles de azúcar en la sangre y a eliminar toxinas del cuerpo.  Es un árbol originario de Norteamérica, pero se ha propagado por Europa y Latinoamérica.  Revise su jardín o el parque más cercano, tal vez allí encuentre un Nogal negro.  También hay cápsulas a la venta o, aunque la forma ideal es en tintura y tomarla tres veces al día.  Si desea conseguir las cápsulas, revise en Mercado Libre.

 

Semillas de hinojo

Las semillas de hinojo maduras y secas, así como su aceite se utilizan en varias aplicaciones medicinales, principalmente en problemas digestivos como acidez, gas intestinal, inflamación, pérdida de apetito y cólico en niños. 

El hinojo tiene propiedades antibacterianas y su extracto es muy efectivo contra el crecimiento de bacterias dañinas como Eschericcia Coli, Estafilococos aureus y la Cándida albicans.

Por su acción vermífuga se utiliza para complementar el tratamiento contra lombrices intestinales.

El té que se utiliza en este caso se prepara con 1 cucharadita de semillas de hinojo y 1 taza de agua hirviendo.

Colocar las semillas en el agua hirviendo y dejar reposar durante 8 minutos.  Colar y tomar después de las comidas.

 

Extracto de semillas de toronja

La toronja y sus semillas tienen un alto contenido de vitamina C.  Varios estudios han comprobado que tiene una capacidad de inhibir el crecimiento de un gran número de bacterias potencialmente dañinas, hongos, virus y parásitos. 

El extracto lo consigue en algunas tiendas de productos naturales o aquí .  El que yo conozco se llama GSE de la marca NutriBiotic.  Siga las indicaciones del envase o como se lo recomiende su médico naturista.

 

Aceite esencial de orégano

Hace poco mencionamos en un artículo sobre los aceites esenciales que debemos tener siempre con nosotros lo potente de este aceite en caso de fuertes infecciones, virus y bacterias. 

Para eliminar los parásitos, el orégano no se queda atrás.  Al consumirlo, asegúrese de que se trata de aceite esencial terapéutico grado A, de otra manera ha de resultar tóxico. 

Las marcas que recomiendo son DoTerra, Young Living y en Europa Aromasan.

Yo personalmente, lo he utilizado en gripas fuertísimas tipo dengue, disolviendo máximo tres gotas en medio vasito de agua.

 

Síntomas de que usted puede necesitar desparasitación:

  • Trastorno en el apetito (exceso o falta de hambre)
  • Ojos hinchados
  • Ansiedad y nerviosismo
  • Prurito en la punta de la nariz, los ojos o en la zona anal
  • Pupilas dilatadas
  • Trastornos intestinales (estreñimiento o diarrea)
  • Insomnio sin razón aparente
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza.

 

Alimentos que se deben evitar:

  • Azúcar refinada y alimentos que contengan azúcar, miel, molasa y glucosa.
  • Alcohol
  • Leche y sus derivados

 

Reducir, además, el consumo de carbohidratos refinados como arroz, pasta y harinas, entre otros.


Dejar un comentario