¿Qué hacer en caso de tener síntomas leves de COVID-19?

 

 

 

La información que se proporciona a continuación no intenta sustituir recomendaciones médicas, diagnóstico o tratamiento.

Siempre busque el consejo de su médico u otro especialista de la salud que pueda responder a sus inquietudes en cuanto a una condición médica.

 

Hoy voy a compartir información para los casos en que usted o alguien de su familia pudieran estar teniendo ligeros síntomas de coronavirus.

En principio, todas estas medidas, el número de casos, testimonios y el revuelo debido al virus son chocantes tanto psicológica como emocionalmente.  Para este momento casi todos hemos visto de cerca o de forma virtual cuáles son los síntomas por los que una persona necesita atención médica.

Sin embargo, y es a causa de esto que se han programado cuarentenas y confinamientos, muchas personas que pueden estar infectadas han de ser perfectamente asintomáticas o tener síntomas leves como una gripa fuerte o un resfriado y esta circunstancia tiene unos pasos a seguir:

 

  • No entrar en pánico ni terror. Esto no va a ayudar a nadie y es causado por la falta de conocimiento, comprensión y preparación.  Así que debemos informarnos y prepararnos de la mejor manera. Si a usted le diera una gripa común hoy, usted no entraría en pánico, usted ya sabría qué debe hacer.

 

  • Si usted no tiene acceso a la prueba (y muchas personas no lo tenemos pues está reservada para los casos agudos) hay que practicar el autoaislamiento. De hecho, es lo que estamos haciendo en la mayor parte del mundo porque la realidad es que la mayoría de las personas podríamos ser asintomáticas.

  

¿Cuáles pueden ser los síntomas leves de COVID-19 que usted puede tener?

Fiebre, tos seca, cansancio, decaimiento, dolores y molestias en el cuerpo, dolor de garganta, dolor de cabeza, diarrea, congestión y/o secreción nasal, falta de aliento

Se ha evaluado últimamente que 30% de los contagiados pierde ligeramente el sentido del olfato y del gusto.

Otra clave es tratar de sostener la respiración durante 10 segundos sin que se interrumpa por la tos.  Para una persona que está contagiada es imposible.

En caso de sentir síntomas más agudos como falta de aire o gran dificultad para respirar, dolor en el pecho o neumonía, mucha fiebre, llame a su médico y/o trate de contactar el número telefónico que le ha sido asignado a su área para avisar que tiene estos síntomas.

Tener estos síntomas no significa necesariamente que usted se haya contagiado de Covid-19 o Coronavirus, pero, debe actuar como si lo tuviera y tomar las precauciones necesarias para que otras personas no se contagien.

  

Medidas que debe tomar al sentir síntomas leves de COVID-19

 

  1. Autoaislamiento.  Si usted tiene su propia habitación, perfecto.  De otra forma, se debe crear un espacio que sea solo para usted y utilizar cortina, un biombo o algo que designe esa área.  Si tiene su propio baño, tanto mejor.  En todo caso, hay que recordar que el virus tiene larga duración en las superficies, especialmente las metálicas, así que, si usted debe compartir su baño debe tener especial cuidado en la desinfección permanente de éste. 

 

Cada vez que alguien use el baño, bajar la tapa del inodoro antes de descargar el tanque, limpiar la llave de la descarga, enseguida lavarse manos, incluyendo llave de abrir y cerrar, así como la manija de la puerta del baño.

Enseguida, levantar tapa de inodoro, limpiar con producto de aseo y cepillo, hacer lo apropiado con el bizcocho, bajar y mantener la tapa del inodoro abajo.

Lavarse las manos de nuevo, durante 20 segundos asegurándose de que el jabón haga bastante espuma y juagar.  Secarse manos con una toalla SECA, si la toalla de manos se siente húmeda, cambiar de forma frecuente.  Esto nos lleva al siguiente paso.

  

  1. Utilizar un juego de toallas por persona y cambiarlo de forma frecuente. Sobre todo, si la persona es la que sale a hacer las compras o tiene que entrar a sitios cerrados como supermercados y droguerías.

 

  1. Mantenerse a dos (2) metros de distancia de cualquier persona durante dos semanas. Parece un largo tiempo porque usted tiene síntomas leves, pero en realidad, durante ese tiempo usted es un agente altamente contagioso.

 

  1. Asegúrese de que cada persona en casa tiene su propio juego de platos y cubiertos. Puede diferenciarlos poniendo una cinta de color que los distinga.

 

  1. Descanse mucho. Si siente fatiga, duerma. El cuerpo necesita restablecerse y esta es su forma principal de hacerlo y ¡la más rápida para recuperarse!  Puede también que sienta oleadas de energía y de pronto, oleadas de cansancio, por esto es buena la actividad física, pero no exagerada.

 

  1. Hidratación. No me canso de repetirlo, pero en este caso, es crítico.  El cuerpo precisa eliminar del sistema lo que no necesita y el agua es lo que permite que esto se logre.

 

Se trata de agua pura, filtrada.  No deben ser ni bebidas con azúcar ni gaseosas porque se absorben de forma diferente.

 

  1. Comer bien. Comer bien es diferente a comer mucho.  Se trata de alimentos saludables y lo más frescos posible, mientras podamos.  Al proveer el cuerpo de verduras, frutas, proteínas y grasas saludables, le estamos dando los instrumentos para que nuestro sistema inmunológico se fortalezca.

 

Si usted le da al organismo comidas procesadas, fritos, etc., esto va a demorar el proceso de restablecimiento de su salud.  ¡Comida rápida, inversamente proporcional a velocidad de curación!

 

  1. Debe así mismo, consumir sus alimentos en su área designada o habitación. Si alguien está preparando los alimentos para usted, los pueden poner en una bandeja que solo la persona sin contagio sostiene, mientras que la persona convaleciente solo manipula los platos que contienen la comida.

 

  1. Tómese sus medicamentos. Si tiene dolor corporal y fiebre se recomienda que tome acetaminofén o medicamentos con paracetamol.  Según la experiencia en China y en Europa el ibuprofeno agudiza los síntomas.

 

El uso de remedios naturales como el sauco y el aceite esencial de orégano para utilizar de forma interna, es decir, para ingerir.

Para aliviar síntomas están los aceites de eucalipto, tomillo y árbol de té, que puede aspirar a través de un difusor o hacer vaporizaciones.

Si le duele la garganta, tome vitamina C (la que su organismo pueda tolerar).  Así mismo, hacer gárgaras con Isodine bucofaríngeo (el yodo acaba en 90 segundos con virus).  Si no tiene Isodine, hacer tres gárgaras con agua tibia y sal marina durante por lo menos 10-15 segundos, tres veces al día.

 

  1. Practique buena higiene. Asegúrese de lavar bien sus manos con agua y jabón durante 20 segundos. Utilice su toalla propia y asegúrese de que está bien seca, de otra manera, cámbiela frecuentemente.

Limpie las superficies a menudo con un desinfectante (hipoclorito de sodio o Clorox).

Si tose o estornuda, cúbrase con la flexión del codo, NO con las manos porque puede esparcir el virus a los que están cerca con las gotas de la saliva.

 

  1. Haga cosas que le agraden o agradables. Esto es muy importante: ya sea pintar, tejer; o arreglar ese armario que desde hace días estaba posponiendo. Claro, también puede ver pelis en Netflix o Youtube, pero no se deje absorber por ello todo el día.

 

Administre su tiempo bien, porque puede que esté decaída(o) por algunos días, pero si es una cuarentena o un confinamiento por un tiempo que aún no está definido, aproveche para aprender algo nuevo.  Actualmente, están enviando tutoriales gratis en muchos temas que a usted le puede interesar y puede aprovechar.

Mantenga la comunicación con sus seres queridos, esto le permite expresarse, reflexionar, escuchar a otras personas y mantener el buen ánimo.  No se deje arrastrar por el agujero negro de la ansiedad y la depresión.

Es una oportunidad para reflexionar sobre las cosas que quiere cambiar en su vida y cómo quiere vivirla una vez que hayamos superado este momento. Tenga eso claro, ¡lo vamos a superar!

 

  1. Si los síntomas empeoran, contacte a su médica(o). Si debe ser recluida(o) en un hospital, asegúrese de dejar sus cosas arregladas. Sus documentos de EPS, Poder para abogado, una DNR (orden firmada por un médico de no resucitación cardiopulmonar, si es su voluntad, por supuesto) (1); testamento en vida (2). Estos documentos son, simplemente, atestaciones de cuál es su voluntad en la eventualidad de que usted no pueda tomar decisiones y quién las puede tomar por usted.

 

Lo vamos a superar.  Entre tanto, cuídese usted, sus seres queridos, sus vecinos.  Agradezcamos lo que tenemos, busquemos la risa, la buena disposición en este tiempo de caos porque en estado de estrés y ansiedad constante no podemos pensar con claridad ni funcionar. 

 

Informándonos y organizando nuestro protocolo individual, familiar o comunitario, nos da la confianza y de alguna forma, el control para actuar en el reto de mantenernos saludables y fuertes en este tiempo.

 

 

Manejo de pacientes con COVID-19 en casa según las directrices de la OMS

 

Los habitantes de la casa deben adherirse a las siguientes recomendaciones y sobre todo, la persona que se encarga de cuidar al o la paciente:

 

  • Ubicar al paciente en una habitación aparte (con ventanas y puerta abierta).
  • Limitar el movimiento del paciente en la casa y minimizar el espacio compartido. Asegurarse de que los espacios compartidos (cocina, baños) estén bien ventilados (mantener ventana abierta).
  • Limitar el número de enfermera(o)s. Idealmente, asignar a una sola persona en buen estado de salud, sin enfermedades crónicas o inmunodepresoras.  No deben permitirse las visitas hasta que el paciente se haya recuperado totalmente y no tenga ni señales ni síntomas de Covid-19.
  • Realice higiene de las manos después de cualquier tipo de contacto con los pacientes o su ambiente inmediato. La higiene de las manos debe realizarse antes y después de preparar comida, antes de comer, después de utilizar el sanitario y siempre que las manos se vean sucias.
  • Al lavarse las manos con jabón y agua, es preferible utilizar toallas de papel para secar las manos. Si no tiene disponible, utilizar toallas de tela y remplazarlas de forma frecuente.
  • Para contener las secreciones respiratorias, debería proporcionársele al paciente un tapabocas para utilizarse el mayor tiempo posible y cambiárselo diariamente. Las personas que no toleren el tapabocas o no tengan acceso a ellos, la boca y la nariz deben estar cubiertas con un pañuelo desechable al estornudar o toser.  Los materiales utilizados para cubrir la boca y la nariz deben ser desechados o aseados de forma apropiada después de su uso (en caso de que sea un pañuelo de tela, utilizando jabón o detergente y agua).

 

  • Las personas que cuidan deben utilizar tapabocas médico que cubran la boca y la nariz cuando se encuentren en el mismo recinto con el paciente. El tapabocas no debe tocarse o manipularse durante el uso. 

 

Si el tapabocas se humedece o ensucia con secreciones, debe ser remplazado inmediatamente con uno nuevo que esté limpio y seco.  Remueva el tapabocas utilizando la técnica apropiada, es decir, no tocar la frente, en lugar de eso, desamarrarlo.  Deseche el tapabocas inmediatamente después de utilizarlo y realice el protocolo de limpieza de manos.

 

  • Evite el contacto directo con fluidos corporales, particularmente, secreciones orales o nasales y heces. Utilice guantes desechables y tapabocas cuando maneje desechos como heces, orina y otros.  Realice el protocolo de higiene de manos ANTES y DESPUES de quitarse los guantes y el tapabocas.

 

  • No reutilizar tapabocas o guantes.

 

  • Utilice un solo juego de servilletas, platos y cubiertos para el paciente. Estos implementos deben lavarse con abundante jabón y agua después de su uso y pueden reutilizarse en lugar de ser desechados.

 

  • Se deben asear y desinfectar a diario las superficies que son tocadas de forma frecuente en la habitación donde se encuentra el paciente, por ejemplo, mesas de noche, marcos de cama y otros muebles de habitación. Limpiar con detergente y agua para la primera pasada y luego de enjuagar, aplicar desinfectante que contenga 0.1% de hipoclorito de sodio (Clorox, Blancox, Límpido).

 

  • Limpiar y desinfectar las superficies del baño y el inodoro por lo menos una vez al día. Detergente o el jabón que normalmente se utiliza para limpiar está bien.  Luego de utilizar el detergente habitual, enjuagar y enseguida aplicar desinfectante que contenga un 0.1% de hipoclorito de sodio (Clorox, Límpido, Blancox, disuelto en agua).

 

  • Lavar la ropa de cama, sábanas y toallas del paciente con jabón o detergente para ropa a temperatura 60-90ºC y secar completamente. Meter la ropa contaminada en una bolsa, no sacudir la ropa y evitar que el material contaminado entre en contacto con piel y ropa.

 

  • Tanto guantes como vestuario protector (overall, delantal de plástico, etc.) debería ser utilizado únicamente al limpiar las superficies o ropa o impregnada de fluidos corporales. Dependiendo del contexto, ya sea guantes desechables o de goma pueden utilizarse.  Después de su uso, los guantes de goma deben lavarse con jabón y agua; enseguida, descontaminarse con la solución de hipoclorito de sodio 0.1% en agua.  Los guantes desechables (como los de latex) deben desecharse inmediatamente después de su único uso.  Practique el protocolo de higiene de las manos antes de ponerse los guantes y al quitárselos.

 

  • Tanto guantes como tapabocas y otros desechos generados durante el aseo de la zona de cuidados deberían desecharse, si es posible, en una bolsa de color diferente y en una caneca con tapa en la habitación del paciente antes de disponer de ellos como desperdicio infeccioso. La responsabilidad del manejo de material infeccioso recae en las autoridades sanitarias de la localidad.

 

  • Evitar cualquier tipo de exposición a objetos contaminados dentro del ambiente inmediato del paciente, por ejemplo, no compartir cepillos dentales, cigarrillos, cubiertos, loza, toallas, esponjas o toallas de aseo personal o sábanas.

 

  • Cuando personal médico y de enfermería proporcionan servicio a domicilio, deben realizar un examen de riesgo para seleccionar el equipo de protección personal apropiado y seguir las instrucciones de prevención por contacto y emanaciones (gotas de saliva y mucosa al estornudar o toser) del paciente.

 

  • Para pacientes confirmados con síntomas leves y cuidados en casa, al ser liberados del aislamiento en casa, primero debe confirmarse la prueba negativa de PCR donde se toman dos muestras en 24 horas. Si no tiene acceso a la prueba, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los pacientes confirmados permanezcan aislados por dos semanas adicionales después de que ya no presente los síntomas.

Gracias por tomarse el tiempo para leer estas indicaciones, en verdad le pueden ayudar mantener su salud, la de su familia y la de su comunidad. 

Recuerde revisar AQUÍ el protocolo de prevención para COVID-19 que he publicado anteriormente.

 


Dejar un comentario