La crioterapia: vea lo que hacen cortos lapsos de frío extremo en nuestro organismo

La crioterapia:  para evitar enfermedades

 

Crioterapia o terapia en frío es el uso general o localizado de temperaturas extremadamente bajas a las que se somete una persona con fines medicinales.  Se ha utilizado como tratamiento quirúrgico donde se aplican temperaturas extremadamente bajas para eliminar tejido enfermo o dañado.  Su utilización más común es para tratar enfermedades de la piel, pero tiene beneficios aún más contundentes.

Actualmente la crioterapia se utiliza también para aliviar dolores musculares, desgarramientos e inflamación luego de un daño en el tejido blando o de una cirugía.  Los tratamientos van desde la aplicación de bolsas con hielo en la zona afectada, hasta inmersiones en tinas de agua helada (conocidas como terapia de frío) y el uso de cámaras frías. Vea enseguida cómo actúa la crioterapia en el organismo humano.

 

Terapia de frío incrementa la norepinefrina

Según el reporte de la bioquímica Rhonda Patrick, la exposición al frío ha demostrado en varios estudios una mejora del ánimo e incluso se ha considerado una opción viable para tratar la depresión y otros trastornos emocionales.  Uno de los mecanismos de respuesta más importantes del cuerpo humano gira en torno a la regulación de la hormona y neurotransmisor Norepinefrina (NE).  Con referencia al sistema nervioso simpático del cuerpo humano, la NE se incrementa cuando el mecanismo de lucha/huida se activa.  En cuanto al cerebro, la presencia de NE en el torrente sanguíneo tiene efectos profundos en el estado de alerta, rango de atención y ánimo, mientras que la ausencia de NE resulta en desatención, desánimo y falta de energía.

La NE no solo actúa como un neurotransmisor como en los anteriores casos, sino también como hormona que cuando está presente en el torrente sanguíneo causa vasoconstricción que es primordial para el desempeño metabólico del organismo. 

El papel que juega la NE en el cuerpo humano es decisivo para la forma en que el cuerpo responde a las temperaturas frías:  al incrementarse la NE en la sangre, resulta en la constricción de los vasos sanguíneos y la retención de calor corporal (disminución en la pérdida de calor al exterior del cuerpo).

 

Estimulación de proteínas de choque frío: una excelente forma de reparar el cerebro

Las sinapsis son espacios entre las neuronas en el cerebro y se ocupan de la comunicación intercelular y la formación de memorias.  Varias circunstancias pueden causar la degeneración o la descomposición de las sinapsis, entre ellas, factores ambientales y enfermedades.  La buena noticia es que las sinapsis se pueden regenerar con proteínas de choque frío.  Específicamente, la proteína de choque frío 3-RBM3 (3- motivo vinculante de ARN, por su sigla en inglés) que ha demostrado incrementarse hasta 3 días luego de exponerse al frío.

 

¿Por qué es esto importante?

El deterioro o la descomposición de las sinapsis ocurre de manera natural como consecuencia del envejecimiento cerebral y se incrementa de forma exponencial con enfermedades como el Alzheimer, Parkinson o luego de una lesión cerebral traumática.  Cuando las proteínas de choque frío están presentes, disminuye la neuro-degeneración o deterioro de las sinapsis.  Sin embargo, la mayor parte de los estudios realizados hasta ahora han tenido lugar en laboratorio y aún se desconoce bastante acerca de los efectos en la 3-RBM de los humanos, pero el nexo entre la regeneración sináptica, la exposición al frío y las proteínas de choque frío están entre las fichas clave que componen el rompecabezas para combatir la degeneración celular y el envejecimiento.

 

Los beneficios de las terapias de frío en el cuerpo humano

La crioterapia reduce la inflamación

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo para eliminar el origen de un daño a nivel celular, eliminando del cuerpo células muertas y estimulando los mecanismos de reparación celular y tisular, mientras ocurre de forma equilibrada.  Sin embargo, ha sido ampliamente demostrado que la inflamación crónica es causa primordial del proceso de envejecimiento, pero, además, partícipe en un 80% de toda enfermedad.

Se sabe que la Norepinefrina (NE) funciona tanto como neurotransmisor como hormona, pero, además, tiene propiedades que permiten reducir la inflamación.  La NE actúa en el mecanismo para inhibir el proceso inflamatorio al disminuir la TNF-alfa, una molécula que incrementa la inflamación.  Así mismo, reduce otras citosinas inflamatorias que están al origen de enfermedades inflamatorias como es la artritis. Y debido a que la inflamación es una de las principales causas del dolor, la NE ha sido reconocida ampliamente como calmante del dolor.

 

La crioterapia mejora la función inmunológica

Tanto las moléculas TNF-alfa o las citosinas son componentes del sistema inmunológico y en un mundo perfecto, ayudan al cuerpo a eliminar materiales dañinos.  En principio, tener un buen número de estas células inmunológicas es positivo, mientras se mantengan en un estado controlado y no sobre-reaccionen

El efecto de la crioterapia es de incrementarlas a sus niveles saludables.  Una exposición regular al frío ha demostrado incrementar el número de glóbulos blancos, linfocitos T citotóxicos (que eliminan células cancerígenas) e incrementan, además, otras células inmunológicas beneficiosas.

 

La crioterapia estimula el metabolismo

Cuando se expone el cuerpo al frío, su respuesta es producir calor.  Esto se logra por el incremento del metabolismo, no para producir ATP (Trifosfato de adenosina o adenosin trifosfato que es el nucleótido o combustible para la obtención de energía celular), sino para producir calor y volver a calentar el cuerpo.  Este proceso se llama termogénesis y la termogénesis ocurre de dos maneras:  la primera, a través de las contracciones musculares como resultado de los escalofríos y la segunda, es la llamada termogénesis sin escalofrío que involucra la transferencia de células de tejido adiposo blanco hacia células de tejido adiposo marrón que es más metabólicamente activo y de mayor densidad mitocondrial (combustible que provee de energía al cuerpo).  En resumen, entre más tejido adiposo marrón tenga el cuerpo, más eficaz será el organismo para quemar grasa.

 

La crioterapia incrementa la actividad antioxidante

Otra de las sustancias auto dañinas y controversiales del organismo son las EROs (Especies Reactivas del Oxígeno) que pueden dañar todo tipo de células en el organismo, incluyendo ADN.  Las EROs siempre están presentes en el cuerpo y es normal que lo estén, pero la clave está en el sutil equilibrio con que el organismo reacciona al daño que ellas causan.  Las EROs juegan un papel importante en el proceso de envejecimiento; y prevenir el daño que ellas causan no solamente significa extender el rango de vida de la célula y del ADN, sino también mantener el organismo libre de cáncer.

Una de las maneras para controlar la producción de EROs es la crioterapia justamente.  La exposición a muy bajas temperaturas ha demostrado estimular sistemas genéticos antioxidantes de origen natural en el organismo que, de hecho, son mucho más potentes que el consumo de suplementos antioxidantes.

Se debe saber que, en cuanto a la actividad enzimática antioxidante, se deben realizar múltiples sesiones de crioterapia de cuerpo entero para activar dichas enzimas.  Es decir, entre más sesiones de crioterapia, mayor activación de enzimas antioxidantes. (1)

 

La crioterapia promueve el endurecimiento

El endurecimiento es una consecuencia de hormesis o la tolerancia que va adquiriendo el organismo al exponerse a breves períodos de agua fría.  Esta tolerancia o endurecimiento tiene como consecuencia una mayor tolerancia de enfermedades, de estrés y más como lo demostró un estudio en 10 personas que nadaban regularmente en agua gélida durante el invierno.  Los investigadores notaron en los sujetos del estudio:

Disminución significativa de los niveles de ácido úrico

Los niveles de ácido úrico normalmente se relacionan con la Gota, pero desde hace tiempo se sabe que las personas con elevada tensión arterial, enfermedades renales y sobrepeso tienen niveles elevados de ácido úrico, igualmente.   Cuando los niveles del ácido úrico exceden 5.5mg por decilitro, se tiene mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas, hígado graso, obesidad, hipertensión, enfermedades renales y más.

Mayor glutatión

El glutatión es el antioxidante más poderoso del cuerpo y quien mantiene al resto de los antioxidantes funcionando al cien por ciento.

  

Cómo es que el cuerpo puede beneficiarse al someterlo a un estado de estrés como el frío intenso

Sabemos que el estrés se considera generalmente dañino para la salud, pero gracias al mecanismo de la hormesis (algo así como lo que no mata, hace más fuerte).  La hormesis es un proceso por el cual se expone al cuerpo a unas breves circunstancias de estrés, ya sea ejercicio intenso, calor intenso, frío intenso o ayuno.

En este contexto, las sesiones breves de frío intenso proporcionan los beneficios que se mencionan más arriba porque se estimula el coactivador 1 alfa del receptor activado por proliferadores peroxisomales gamma (PGC-1α), que es el principal promotor de la biogénesis mitocondrial, es decir, de la producción de mitocondrias. Y cuando se trata de mantener el funcionamiento biológico y una salud óptima, entre más mitocondrias tenga el organismo, mejor.

Al exponer su cuerpo al frío, aumenta la producción de Norepinefrina (NE) en el cerebro, hormona y neurotransmisor relacionada con la atención y concentración. Así mismo, provoca una mejora en el estado de ánimo y alivia el dolor, en parte debido a que reduce la inflamación. Además, la NE actúa como una molécula de señalización para elaborar más mitocondrias en el tejido graso (sus principales reservas de energía), y un derivado de la producción de energía, es el calor.

Ahora mismo usted puede duplicar sus niveles de Norepinefrina (NE) simplemente metiendose a una ducha o una tina con agua a 4 grados centígrados durante 20 segundos, o con el agua a 13.8 grados centígrados durante unos cuantos minutos.

La hormesis también le permite al cuerpo irse preparando para la próxima vez que se exponga al frío.   Como lo reitera la doctora Patrick y ya lo he experimentado personalmente, “poco a poco se puede uno adaptar a una ducha de agua fría; y cada vez por más tiempo puesto que el cuerpo empieza a generar calor ya que cuanta más cantidad de mitocondrias tenga en su tejido adiposo, más grasa quemará; y cuanto más calor produzca, más tiempo se puede permanecer en el frío”.

  AQUI

 

Cómo lo hace Wim Hof o el hombre de hielo

Nos hemos distanciado de la naturaleza, pero el frío es capaz de llevarnos de regreso a lo que una vez perdimos.

#metododeWimHof

Este es un método de respiración que le prepara para afrontar situaciones de estrés.  En este caso, someter al cuerpo a muy bajas temperaturas.   Al final del artículo encontrará un enlace a un documental de 42 minutos donde Wim Hof despierta estas capacidades en un grupo de personas.  

Según el método de Wim Hof, existen unas reglas para entrar en ese estado:

  • Tratar de practicar los ejercicios de respiración a primera hora de la mañana. Sea acostada(o) o sentada(o).
  • Tanto inhalaciones como exhalaciones deben realizarse por la boca, por eso es mejor encontrarse en posición sentada o acostada.
  • El ritmo de respiración es inhalando tan profundo como se pueda, sintiendo como si se llenara desde la pelvis hasta el pecho. Al exhalar, asegurarse de no sacar todo el aire, es decir, se siente que entra más aire que el que sale.  Esto es especialmente significativo ya que, al finalizar las rondas, se va a sostener el aire por más de un minuto y si se saca todo el aire en las exhalaciones, el aire “residual” que queda no va a ser suficiente para mantenerse en apnea durante ese tiempo.
  • No debe haber pausas entre inhalaciones y exhalaciones y no se trata de una competencia, se trata de estar en calma mientras sostiene la respiración hasta donde lo pueda lograr.
  • La regla más importante, por supuesto, es encontrarse en calma y evitar interrupciones para mantener la concentración.

 

El ejercicio se divide en tres (3) rondas y cada ronda consta de tres etapas a su vez:

  1. 2 minutos y 30 segundos de respiraciones (inhalación y exhalación)
  2. Enseguida dos (2) minutos de retención del aire en los pulmones. Sin embargo, no es obligatorio retenerlo por ese tiempo, solo hasta dónde su cuerpo le permita.
  3. En el momento en que deba tomar aire de nuevo, haga una inhalación profunda y retenga el aire por 10-15 segundos más y exhale. Luego siga respirando normalmente hasta que se encuentre lista(o) para realizar la siguiente ronda.

Esto se repite tres veces.

Aquí encuentra un enlace donde puede practicar las tres rondas de respiración y retención de aire, si le interesa

 

  

Precauciones

Evite la Crioterapia Directamente Después del Entrenamiento de Fuerza

Esta es una advertencia importante digna de mencionarse. Cuando hace ejercicios de fortalecimiento, como levantamiento de pesas, se producen EROs (Especies Reactivas al Oxigeno) , lo cual ayuda a aumentar la masa muscular. Si se expone al frío dentro de la primera hora después de un entrenamiento de fuerza se suprime ese proceso benéfico, por lo que se debe evitar hacer inmersión en frío (como bañarse con agua muy fría o en hielo) inmediatamente después del entrenamiento de fuerza.

Por otra parte, pasar algo de tiempo en una sauna después de una sesión de ejercicio realmente puede ayudarle a aumentar la masa muscular. Esto ayudará también a desintoxicar el organismo, lo que le permite transpirar las toxinas que pudieran causar daños en la función mitocondrial en general.

Según lo explica la doctora Patrick:

«Hacer ejercicio es un factor de estrés para el cuerpo, produce especies reactivas del oxígeno, y genera inflamación. Pero eso es algo bueno porque es una circunstancia de estrés breve de la cual, el  cuerpo puede sacar provecho

Hay un plazo de una hora desde el momento en que deja de hacer ejercicio [en cuyo punto se elevan los niveles de inflamación]. Ese es el período de estrés. Pero entonces, tan pronto pasada la hora, empieza la respuesta al estrés y comienza a tener una [respuesta] anti-inflamatoria. Empieza a tener una respuesta antioxidante a través de la activación de todos estos genes.

Lo que ocurre es que debido a que el frío también provoca una respuesta anti-inflamatoria, es importante no tener la respuesta anti-inflamatoria demasiado rápido, ya que necesita un poco de inflamación. Deberá permitir que la inflamación ocurra para obtener la respuesta anti-inflamatoria. Esto es importante en el entrenamiento de fuerza.

La inflamación que genera durante el entrenamiento de fuerza es parte del mecanismo para producir más proteínas en el músculo esquelético. Si lo reduce, posteriormente disminuirá los efectos del entrenamiento de fuerza».

Estudios han demostrado que exponerse al frío o hacer una inmersión en agua fría pasadas 1-2 horas luego del entrenamiento, produce mejorías en el rendimiento deportivo.  Tan solo realizando esta práctica. (2)

  

Escuche a Su Cuerpo

Aunque tomar un baño de sauna y hacer una inmersión en agua fría generalmente son prácticas seguras, si tiene algún tipo de enfermedad, consulte con su médico antes de intentarlo ya que ambas temperaturas, tanto caliente como fría, provocan estrés en el  corazón y en el sistema cardiovascular en general.

De nuevo, escuche a su cuerpo. La tolerancia individual a las temperaturas frías y calientes varía ampliamente, y si se esfuerza demasiado puede hacerse daño.

La crioterapia tiende a ser una práctica un poco más arriesgada que la sauna pues, el frío causa vasoconstricción aguda, que puede ser potencialmente peligrosa si tiene una enfermedad cardiaca. Una rápida ducha de agua fría, probablemente le ayudaría mucho, pero, si no tiene la práctica suficiente,  debe evitar los baños de hielo u otras técnicas extremas de inmersión en agua fría.

Como ya se ha mencionado más arriba, se trata de breves momentos de estrés que se aplica al organismo para que este estimule ciertos órganos y sistemas necesarios para mantener una buena calidad de vida.  Son ciclos que deben contrarrestarse con el descanso correspondiente o con tiempos de recuperación para que el cuerpo experimente adaptación y eficacia a la hora de desempeñarse en la actividad que deba afrontar.

 Documental Volviéndose Súper Humanos con el hombre de hielo

 

 


1 comentario

  • Maravilloso articulo!!!! Gracias

    Luz Angela

Dejar un comentario