¿Qué sucede en el cerebro para que aparezca la depresión?

Fuente: Bruce Blaus CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)

El sistema límbico es la parte del cerebro que controla las emociones, así como la motivación y por ende, nuestro comportamiento.  Es allí donde se producen sustancias químicas que nos permiten reconocer qué es bueno o malo para nosotros, ello incluye la alegría, pero también el dolor.

Aquí verá la propuesta más nueva que plantea la ciencia en cuanto a cómo se origina la depresión en el cerebro, los tipos más comunes que agobian al ser humano y cómo usted puede detectarla y actuar de forma proactiva para disminuir los síntomas.

Se ha descubierto que cuando las neuronas reciben señales eléctricas, suelen amplificarlas o amortiguarlas antes de transmitirlas a las neuronas adyacentes. Esta función, denominada gating (una especie de sincronización), permite al cerebro seleccionar los estímulos a los que debe prestar atención. Si las neuronas sucesivas amortiguan o atenúan una señal, ésta se desvanece. Si la amplifican, el cerebro presta más atención. Una teoría popular sobre la depresión sostiene que la enfermedad tiene algo que ver con el gating. En los pacientes depresivos, es posible que las neuronas no amortigüen determinadas señales, lo que induce al cerebro a cavilar innecesariamente sobre pensamientos negativos. Un cerebro depresivo, según esta teoría, es un cerebro ruidoso. No logra distinguir adecuadamente entre los estímulos destacados y los irrelevantes. Pero ¿y si los científicos pudieran localizar y analizar un grupo específico de neuronas (es decir, un circuito) que estuviera causando el problema?

En la actualidad Etay Hay, neurocientífico israelí, está construyendo un modelo de circuito "canónico", es decir, un circuito que aparece miles de veces, con algunas variaciones, en la capa externa del cerebro. Cree que un mal funcionamiento de este circuito puede ser la base de algunos tipos de depresión resistente al tratamiento. El circuito contiene neuronas piramidales que se comunican con células más pequeñas, llamadas interneuronas. Las interneuronas amortiguan las señales que les envían las neuronas piramidales. Es como si las interneuronas bajaran el volumen de los pensamientos no deseados. En un cerebro depresivo, sin embargo, las interneuronas pueden no reducir adecuadamente las señales, lo que hace que el paciente se quede atrapado en bucles de pensamientos negativos.

Constantemente están apareciendo drogas que permiten inundar el cerebro con serotonina y actualmente se prueban otras que apuntan de manera más específica a estimular un circuito específico. Lo último que se ha dado a conocer es un marcapasos cerebral que funciona apenas aparecen los síntomas.  Hasta ahora ha sido probado en una sola persona y aunque ha respondido bien, el cirujano que lo instaló habla con cautela y recuerda que debe haber mayor experimentación. (fuente)

Hasta el día de hoy no se ha podido prevenir o curar la depresión, una dolencia que sigue expandiéndose, y es que la depresión es mucho más que un sentimiento de tristeza ocasional.

 

Tipos de depresión más comunes en el ser humano

Img: Khusen Rustamov

 

Se han definido 7 tipos de depresión, sin embargo, la depresión no es talla única y en cada persona ha de manifestarse e intensificarse de manera diferente.

Trastorno depresivo agudo o depresión clínica

Es un trastorno del ánimo que se manifiesta en fatiga, estado de ánimo depresivo, falta de interés en actividades; alteraciones en el peso corporal o cambios en los ciclos de sueño; dificultades para concentrarse; sentimientos de inutilidad y culpabilidad; así como pensamientos suicidas.

Los síntomas de un trastorno depresivo agudo pueden durar más de dos semanas y a veces, hasta meses y años.

Depresión atípica

Generalmente, las persona que padecen este tipo de depresión experimentan síntomas similares a los del trastorno depresivo agudo, pero con una diferencia clara, los síntomas mejoran temporalmente si algo positivo sucede. Otros síntomas comunes son consumo excesivo de alimentos, fatiga, sueño y ánimo muy bajo, además de hipersensibilidad al rechazo.

Trastorno depresivo persistente

Es un tipo de depresión crónica y que se prolonga en el tiempo, con cortos lapsos de buen ánimo.  Los síntomas suelen ser similares a los de la depresión clínica, pero son menos intensos y pueden perdurar por más de 2 años.

Trastorno bipolar

Esta situación se manifiesta por dos marcados estados: uno de gran exaltación contrastado con otro de profunda depresión.  Esos momentos de exaltación se denominan episodios maniacos extremos, pudiendo arriesgar la integridad física de la persona y afectando su sentido de la realidad que en algunos casos requeriría hospitalización.  Los episodios maniacos pueden ser menos extremos, lo que se conoce como hipomanía.

Cuando la persona bipolar se inclina por el lado de la depresión, manifiesta un reducido interés en las actividades, fatiga física y emocional, dolores y molestias sin aparente explicación, y ansiedad.

Depresión postparto

Ocurre a veces durante el embarazo o luego de dar a luz. La depresión postparto se considera más grave que los normales cambios hormonales y lo que se denomina “baby blues”.  Los cambios de ánimo abruptos, ansiedad e irritabilidad no son raros luego de dar a luz, sin embargo, se pueden añadir tristeza, letargo hasta lo que se denomina psicosis postparto, un trastorno inusual que se acompaña de confusión y alucinaciones.  Si la depresión postparto no es tratada, sus síntomas pueden perdurar hasta por un año.

Trastorno disfórico premenstrual

El trastorno disfórico premenstrual es una extensión grave, a veces incapacitante, del síndrome premenstrual. A pesar de que el síndrome premenstrual y el trastorno disfórico premenstrual tengan síntomas físicos y emocionales, el trastorno disfórico premenstrual causa cambios extremos en el estado de ánimo que pueden afectar a la vida diaria y dañar las relaciones.

Los síntomas más comunes, fatiga excesiva, sentimientos de tristeza, autocrítica, y/o desesperanza. Fuertes sensaciones de estrés y ansiedad. Cambios de ánimo que pueden conllevar al llanto. Irritabilidad dirigida a personas del entorno.  Antojos de comida.

Depresión estacional

La persona con depresión estacional o trastorno afectivo estacional experimenta depresión, adormecimiento y aumento de peso corporal durante los mese invernales, mientras que en la primavera se ha de sentir estable en consecuencia con la luz solar y los ritmos circadianos. De esta manera, cuando menos luz entra a través de la retina, provoca una alteración que a menudo conlleva a la depresión.

Con la depresión todo se dificulta, ya sea en el trabajo, en el ambiente social o hasta la mínima actividad.

Según la OMS, en 2020, cerca de 264 millones de personas de todas las edades alrededor del mundo sufren de depresión. Por ello, el aumento de casos en trastornos de salud mental se espera que habrá de incrementar el mercado de los medicamentos antidepresivos. (fuente)

Hasta ahora no se ha podido confirmar que los medicamentos antidepresivos sean más eficaces que las pastillas de azúcar o los placebos y lo que cada uno de nosotros pueda hacer para evitarla, puede resultar muy valioso.

 

Usted puede estimular la producción de ciertas sustancias químicas en el organismo que le hacen sentir bien

Según el artículo de Sandra Donati “How to trick your brain into releasing chemicals that make you happy” (Cómo hacer que su cerebro libere sustancias químicas que le hagan sentirse feliz), usted solo necesita aprender a recurrir a estos químicos clave del organismo: dopamina, oxitocina, serotonina y endorfinas (DOSE).

“Mientras que eventos cotidianos y ciertas situaciones hacen que estos neurotransmisores se expresen (produzcan) de manera natural, existen maneras de hacer que nuestro cerebro estimule su producción, permitiéndonos crear y repetir sentimientos de felicidad.

… Cuando estos químicos se liberan, nos sentimos motivados, productivos y experimentamos mayor bienestar.”

Para ayudar a sentirse mejor y feliz, Donati propone conectar los neurotransmisores a sus emociones para inducir el sentimiento de alegría.

  1. Dopamina

Es la responsable de motivarnos a tomar acción, decisiones y a sentir placer cuando alcanzamos un objetivo. Por el contrario, experimentar duda, postergar planes o actividades y sentir letargo son posibles consecuencias de niveles bajos de dopamina.

Formas de incrementar los niveles de dopamina:

  • Plantearse metas más cortas en lugar de un objetivo lejano. Cuando se logra una meta, esto nos permite sentirnos mejor por un mayor período de tiempo.
  • Emprender actos de bondad hacia otras personas le proporciona al cerebro una subida de dopamina.
  • Dejar de fumar. Un estudio reciente indica que las personas fumadoras tenían 15-20% menor capacidad de producir dopamina que las personas no-fumadoras. Por supuesto, esto es reversible si se para de fumar.

 

  1. Oxitocina

Donati explica que a esta hormona se le denomina la “hormona del afecto” pues se libera durante interacciones sociales como dar o recibir regalos, establecer contacto visual, dar o recibir afecto (como un apretón de manos, un abrazo o una palmadita en el hombro), dar a luz o tener relaciones sexuales.

Formas de incrementar la producción de oxitocina:

  • Haga contacto visual durante sus conversaciones.
  • Reciba un masaje
  • Abrace a un(a) amigo(a), consienta a su(s) mascota(s), o comparta un momento más íntimo con un ser querido.
  • Meditar o rezar disponen su cuerpo a producir oxitocina.

 

  1. Serotonina

Si usted se encuentra de buen humor se lo puede agradecer a la serotonina.  La serotonina es el antidepresivo del cerebro por excelencia y se produce cuando usted siente que su vida y sus esfuerzos importan.

¿Es usted de las personas que cuando tienen hambre se pone de mal genio? Pues debido a que 80% de la serotonina existe en el estómago, saltarse comidas o pasar hambre puede reducir la serotonina, lo que provoca malhumor en algunas personas.

Formas de incrementar la producción de serotonina:

  • Exprese gratitud.
  • Incremente su exposición a la luz solar. Esto produce vitamina D que, a su vez, produce serotonina.
  • Piense bonito. La serotonina no distingue entre la realidad y la imaginación así que cuando la imaginación o la memoria se activan, esto produce serotonina como si el evento fuera real.
  • Haga ejercicio. Incluso el ejercicio de baja intensidad estimula la producción de serotonina.  Actividades como la jardinería, sacar a pasear a su perro o jugar con los niños, ¡cuenta!

 

  1. Endorfinas

Si se ha pegado en el dedo pulgar con un martillo, o se ha pegado en un dedo del pie con la punta de la cama, o a experimentado lo que llaman el “éxtasis del corredor”, entonces conoce la sensación proporcionada por las endorfinas. Estas funcionan como morfina para aliviar el dolor y el estrés.

Formas de incrementar sus niveles de endorfinas:

  • Comer chocolate (sin azúcar, por favor). El chocolate contiene feniletilamina que activa las endorfinas.
  • El ejercicio físico libera endorfinas. Tan solo 30 minutos de ejercicio le pueden ayudar a producirlas.
  • Busque oportunidades para reír. Se ha demostrado que la risa libera endorfinas.
  • Utilice la aromaterapia. Aceites esenciales de vainilla, lavanda, bergamota y menta por medio de un difusor, o añadiendo unas gotas a su baño de tina o incluso, a su té o café.

Las actividades que se han mencionado le permiten activar de forma natural y en vida diaria estas hormonas que le proporcionan equilibrio, una buena actitud en su cotidianidad y alegría.

 

Nutrientes y suplementos coadyuvantes para el equilibrio emocional

A continuación encuentra algunos nutrientes y suplementos que le ayudan de forma proactiva a mantener su estabilidad emocional.

Ácidos grasos omega- 3.  Se encuentran presentes en algas, suplemento o en aceite de pescado o krill. Las personas que consumen cantidades adecuadas de estos ácidos grasos presentan niveles mucho más bajos de depresión.

Vitamina B-3. Se ha detectado que esta vitamina tiene la capacidad de reducir la ansiedad y la depresión.

Vitamina B-12. Niveles bajos de vitamina B-12 podrían ser factor de riesgo para la depresión y las personas más vulnerables son veganos y alcohólicos.  El problema es que muy pocos alimentos veganos contienen esta vitamina así que es posible que haya necesidad de suplementar.

Si tiene síntomas de fatiga, letargo, picazón y adormecimiento de extremidades, dolores de cabeza, desorientación, pérdida de concentración y memoria; o demencia, incluya un suplemento o buenas fuentes como algas, plantas marinas y miso.  Para las personas que consumen proteína animal, la pueden encontrar en los langostinos y en el pargo, especialmente.

Agua de toronjil. Tres a cuatro veces al día una cucharada de toronjil seco disuelto en agua caliente. Según estudios realizados en 2004, el toronjil resultó reduciendo el estrés, promoviendo la calma y mejorando el estado de alerta.

Vitamina D3.  Esto se logra al exponerse al sol, pero se dificulta tanto en personas que habitan cerca a los hemisferios como en aquellas que deben pasar largas horas trabajando en oficinas o en sitios cerrados sin la oportunidad de exponerse a los rayos solares.

Verduras de hojas verde como berros, espinaca, lechuga escarola, verde y romana; acelga, kale, además hierbas como el cilantro, albahaca, perejil.

Verduras crucíferas como coliflor, brócoli y coles de Bruselas

Al tomar consciencia de que se están presentando alteraciones en su fluidez mental-emocional, empiece por comentarlo a su médico de manera que pueda entender si algún tipo de depresión le está afectando y de ahí proporcionar el tratamiento adecuado.

Cada persona y sus circunstancias son diferentes, así que el tratamiento debe ser individualizado y puede variar desde charlas con un(a) psicólogo(a), hasta medicamentos, pasando por actividades en exteriores, terapias de luz, ciertos alimentos y suplementos de los que aquí se mencionan.


1 comentario

  • Excelente artículo ! Un muy buen resumen documentado de esta enfermedad que afecta la salud mental de tantos, pero además lleno de posibilidades para evitarlo y mitigarlo con estrategias fáciles y posibles de incluir en la cotidianidad !! Gracias Joha !!

    Sandy Ampudia

Dejar un comentario