Acupresión para fortalecer los ojos y mejorar la visión

Lo que habitualmente llamamos visión normal o 20/20 es el término que acuña el optómetra cuando le pide que se tape un ojo y, con el otro, lea las letras que ve en un tablero.  La visión 20/20 se considera ideal porque usted puede leer las letras del renglón 20 a una distancia de 20 pies (6.096mts).

Esos números incrementan a medida que usted tenga que acercarse al afiche para ver las letras.  Una persona es legalmente ciega cuando su visión es 20/200.  Sin embargo, los doctores insisten en que una visión 20/20 no significa que es perfecta ya que la visión lateral, nocturna y de color puede estar afectada.

 

¿A qué están propensos los ojos humanos?

Una de las causas que pueden afectar la visión normal en personas saludables es la forma.  Digamos que, si su globo ocular es muy corto, alterará la visión de lejos porque el foco de los rayos de luz que entran a su ojo irá más allá de la retina.  En cambio, si su globo ocular es muy largo, significa que el punto de foco de los rayos de luz no alcanza a llegar a la retina.

Otra razón para una visión imperfecta es la genética.  Si alguno de los padres sufre de miopía o astigmatismo, es bastante probable que, por lo menos uno de los hijos, lo herede.

Pero, para la mayoría de la gente, el deterioro de la visión es cuestión de tiempo.  Alrededor de los 40 años de edad, puede empezar a notar que la visión se pone un poco borrosa.  Este problema visual tiene un nombre: presbicia y es que el cristalino del ojo, es el órgano encargado de enfocar las imágenes que se encuentran a diferentes distancias.

Para realizar su labor de enfoque, el cristalino se sirve de músculos y ligamentos que le rodean y que, con el paso del tiempo, van perdiendo elasticidad y su capacidad de acomodación.  La consecuencia es que no se pueden ver con nitidez los objetos cercanos.

Aunque este problema surge alrededor de los 40 años de edad, varía según la persona.  Puede que usted tenga 50 años o más y tenga aún buena visión.

 

Las afecciones oculares desde la perspectiva emocional 

En el diccionario de dolencias y enfermedades de Jacques Martel, se definen estas condiciones oculares bajo una perspectiva relacionada con los pensamientos, sentimientos y emociones:

La miopía.  Dificultad de mi visión lejana.  Mi inseguridad frente al porvenir me hace ver los acontecimientos más gordos e inquietantes de lo que son en verdad.  Es como si no estuviera listo(a) para enfrentarles.  Puedo ver lo que está cerca de mí pero mi visión lejana es confusa a causa de los músculos oculares contraídos y tensos.  En suma, puedo tratar con mi realidad inmediata y mi vida “diaria” con facilidad.  Pero se me dificulta crear mi propia visión del futuro y ver las posibilidades frente a mí ya que debo superar el miedo a lo que viene.  Si soy miope, puedo tender tendencia a estar molesto(a) o introvertido(a), lo cual, puede resultar de experiencias que en mi infancia viví como pavorosas o abusivas (por ejemplo, la mirada hostil o rabiosa de uno de los padres). Si un maestro o un tío me pegaba, me volví miope porque tenía miedo de él y no quería verle. 

A menos de haber vivido otro conflicto, mi visión cercana será mejor que la mediana porque sé, hasta inconscientemente, que es importante ver bien lo que sucede cerca de mí para defenderme, o hacer buenos gestos cuando la amenaza esté cerca y no me hiera. 

La miopía indica generalmente una subjetividad excesiva.  La expresión “no ver más lejos de su nariz” describe bien su manera de ser.

 

Hipermetropía y Presbicia.  La presbicia es un estado que impide ver los objetos de cerca.  Revela miedo al presente.  ¿Cuál es la cosa de mi vida, cerca de mí que me niego a ver? Puede tratarse de mi incapacidad a “poner las cosas a punto” y a ver con claridad lo que me es accesible y cerca de mí.  Pongo más interés en los demás, en mis relaciones personales y en los acontecimientos exteriores en vez de mirar en mí y desarrollar cada vez más mi yo interior.  Este estado puede haber sido causado por un impacto o un traumatismo que me hizo creer que el presente no era para mí.  Volviéndome extravertido(a) y mirando lejos, elijo ignorar lo que sucede cerca de mí, mis sueños están continuamente al acecho de lo que sucede lejos.  Vivo inquietud porque lo que me preocupa ahora me inquieta: envejezco, los niños dejan la casa, me vuelvo más triste.  Así, mi visión se transforma en función de lo que quiero y de lo que no quiero ver. 

En caso de que uno de ambos ojos esté afectado, es importante considerar las situaciones vinculadas con el lado del cuerpo afectado (izquierdo: intuitivo; derecho: racional).

 

Astigmatismo.  Es un defecto de esfericidad de la córnea o del cristalino.  La curvatura vertical de la córnea es más importante que la curvatura horizontal o lo contrario.  Esta malformación denota generalmente un miedo a mirarme de frente, tal como soy.  Una mala coordinación de los ojos puede significar que mi modo de actuar y mis pensamientos están en desacuerdo con mi entorno, causando así, conflictos interiores.  Puedo querer crearme una realidad diferente e intentar liberarme de la influencia de mis padres o de cualquier otra persona que encuentre abusiva. 

Frecuentemente confrontado con la rabia, la ira o miedos durante mi juventud, mis ojos han conservado esta expresión de miedo y los músculos que lo rodean se han quedado en estado de constante impacto. 

Mis ojos podrán estar irritados si lo que veo fuera o dentro me irrita.

El astigmatismo también podría ser el resultado de una gran curiosidad.  Mi necesidad insaciable de verlo todo “desgasta” mis ojos.  De este modo, mi cuerpo me dice que me tome el tiempo necesario para apreciar las cosas.

También, esto puede significar que tengo interés en reconocer mi propia belleza, el ser magnífico que soy.

 

Ojeras.  Generalmente, ojos fuertemente marcados por ojeras son el signo de cansancio frecuentemente causado por una alergia, la cual, es el resultado de una dependencia a un producto.  Mi cuerpo me indica que debo ser más independiente y que mi felicidad debe depender de mí solo(a).  La aprobación de los demás entonces, se vuelve un plus en vez de ser una condición de mi bienestar. (1)

  

¿Es posible evitar o por lo menos demorar la necesidad de anteojos o lentes de contacto?

Según la Medicina Tradicional China, los ojos están relacionados con el meridiano del hígado, es decir, a través de ellos se manifiesta el estado de salud del hígado.

El hígado pertenece al grupo de órganos Zang-fu, (Zang:  corazón, pulmones, riñones, hígado, bazo; Fu:  vejiga, ambos intestinos, bazo, vesícula biliar, vejiga urinaria y el sistema San jiao.

Cuando en las funciones de estos órganos se produce un daño o un desequilibrio, sea por exceso o deficiencia que altere el flujo energético del hígado, este puede producir síntomas oftalmológicos tales como miopía, glaucoma, disminución de la agudeza visual, entre otras.

Según la revista de Acupuntura china, en el glaucoma (enfermedad causada principalmente por el incremento de la presión intraocular que provoca defectos en el campo visual), el comienzo de esta enfermedad está relacionado al meridiano del hígado que, alterado, produce fuego y viento en abundancia que sube y ataca los ojos. (2

En la miopía, la debilidad en el flujo energético del corazón, una deficiencia de yang y abundancia de yin, provoca un error en la refracción de forma que los rayos paralelos quedan enfocados delante de la retina.

O como habíamos mencionado más arriba, por elongación del globo ocular, factores congénitos o malos hábitos de lectura o trabajos con inadecuada iluminación.

  

Ejercicios para mejorar la visión

Según una publicación de la Universidad de Harvard en 2003, si se practican los siguientes ejercicios juiciosamente, se puede posponer o demorar la necesidad de utilización de gafas o lentes de contacto en algunas personas. A excepción de personas con Glaucoma o con Degeneración Macular. (3)

Calentamiento:

  • Mover los ojos hacia la izquierda y hacia la derecha 10 veces.
  • Mover los ojos hacia arriba y hacia abajo, repetir 10 veces.
  • Mover los ojos en dirección diagonal desde abajo, lado izquierdo hacia arriba, lado derecho, repetir 10 veces.
  • Mover los ojos en dirección diagonal desde abajo, lado derecho hacia arriba, lado izquierdo, repetir 10 veces.
  • Hacer movimientos circulares siguiendo las agujas del reloj y luego contra las agujas del reloj repitiendo 10 veces.
  • Frotarse los párpados. Esto es para mejorar la circulación.
  • Finalmente, ubique las palmas de las manos sobre los ojos por un par de minutos para descansar.

 

Después del calentamiento, ya está preparado(a) para los ejercicios como tal

  • Ponga sus dedos centrales (corazón) en la parte más hueca de las sienes (es el punto de acupresión Tai yang en cualquier lado de sus ojos). Empiece a masajear con movimientos circulares ya sea en sentido o contra el sentido de las agujas del reloj.  Alterne la dirección y masajee durante dos minutos, aproximadamente.
  • Masajee alrededor de las cuencas de los ojos con movimiento circular durante dos minutos. Como la piel de los ojos es muy fina, utilice los dedos anulares para aplicar la presión más sutil posible.  Masajee suavemente tanto la parte superior como la inferior de las cuencas.  Luego, masajee el puente de la nariz con los dedos corazón.
  • Con ambas manos marque una línea desde los ojos hasta la parte de atrás de la cabeza y masajee suavemente el cráneo donde se encuentra con la nuca. Si quiere, practique este ejercicio con los ojos cerrados ya que es una muy buena técnica de relajación.
  • Sonría. Mientras sonríe marque una línea recta hacia arriba, desde las comisuras de la boca hasta la parte más ancha de sus fosas nasales.  Este se llama el punto “Shibai” de acupresión.  Presione suavemente con sus dedos índices las mejillas y sostenga por 30 segundos.  Esta zona puede ser bastante sensible, así que algunas personas pueden experimentar cómo se despejan los senos paranasales.
  • Ubique la muesca entre los lóbulos oculares y sus cejas. Ponga ahí sus dedos pulgares.  Luego ponga el resto de sus dedos en la frente a lo largo de la línea del cabello.  Ahora presione suavemente con sus pulgares en dirección hacia arriba sin lastimarse y masajee su frente en dirección hacia abajo.  Haga esto durante dos minutos.

 

Algunas consideraciones al practicar estos ejercicios.

  • Es mejor tener las uñas cortas al masajear la cara en el área de los ojos.
  • Todos estos ejercicios son bilaterales, es decir, se hacen ambos lados al mismo tiempo.
  • Evite hacer estos ejercicios si sufre de alguna enfermedad.
  • Estos ejercicios se deben hacer diariamente por un largo tiempo para que empiecen a verse los resultados.

Recuerde revisar mi artículo sobre los nutrientes que ayudan a mantener una buena salud ocular Aquí

 ¡Nos vemos!


2 comentarios

  • Gracias

    Excelente. Me hace mucha falta
  • Excelente articulo! Gracias!

    Nidia

Dejar un comentario