Los 10 aceites esenciales principales para tratar enfermedades y cómo se utilizan

 

 

Los aceites esenciales se obtienen por destilación a partir del fruto, la flor, la resina, las hojas y cortezas de la planta.  Debido a este proceso y la cantidad de la planta necesaria para obtener el aceite puro, una sola gota de este precioso líquido puede actuar de manera profunda en el organismo o en casi cualquier lugar o situación que lo necesite.

El proceso de destilación rudimentaria se utilizaba en la antigüedad y los aceites esenciales provienen de tradiciones medicinales ancestrales.  Sin embargo, con la tecnología de hoy en día, estos aceites han alcanzado una calidad y pureza inigualables.  Lo mismo aplica para extractos, tinturas y cataplasmas preparados a partir de plantas medicinales.  Todas esas preparaciones contenían aceites esenciales y eran bastante efectivas a la hora de prevenir y tratar enfermedades.  Pero la potencia y el alcance de los aceites esenciales en la actualidad, no tienen comparación.

 

Aceites esenciales en la actualidad

Lo que conocemos en la actualidad como “aromaterapia” fue establecido en 1937 cuando el químico francés René Maurice Gattefosse denominó así esta ciencia.  Gattefosse se interesó en los aceites esenciales a partir de 1910 cuando tuvo un accidente, se quemó una mano y usó la primera pomada que se encontró en el laboratorio que resultó ser un compuesto puro y sin diluir de aceite esencial de lavanda y que, al untarlo, no solo le calmó el dolor inmediatamente, sino que, le cerró la herida sin infectarse y sin dejar cicatriz.

A partir del trabajo de Gattefosse, el doctor Jean Valet utilizó los mejores aceites esenciales durante la segunda guerra mundial para tratar a los soldados heridos y esto llevó a Marguerite Maury a ser la primera persona en “prescribir individualmente” una combinación de aceites esenciales utilizando una técnica de masaje tibetana para tratar terminaciones nerviosas a lo largo de la columna vertebral.  De ahí en adelante, los aceites esenciales se convirtieron en la base de una medicina alternativa para curar a lo largo y ancho del mundo.

 

Los mejores aceites esenciales para tener en su botiquín

Los mejores aceites esenciales específicamente para aliviar y sanar enfermedades están compuestos de una red compleja de moléculas que aportan diferentes efectos al cuerpo.  Su poder para contrarrestar trastornos y dolencias es tan efectivo que, bajo la supervisión de un naturópata o médico naturista, usted puede ser capaz de evitar el uso de medicamentos, tratamientos y cirugías innecesarias.  Suena un increíble, pero yo he tenido la oportunidad de comprobar, no una, sino muchas veces, las propiedades de los aceites esenciales terapéuticos grado A.

Conozco cerca de 100 aceites esenciales puros y mezclas con distintos propósitos, pero he encontrado una lista que resume "10 básicos" (1), para emergencias y para tratar dolencias comunes.

  1. CLAVO (Eugenia Caryophyllata)

El aceite de clavo se utiliza más comúnmente como antiséptico para infecciones bucales, eliminar un amplio espectro de microbios y mantener enfermedades controladas.

Un estudio realizado por la Universidad de Buenos Aires, Argentina, para identificar cuál era la bacteria más sensible al poder del aceite esencial de clavo, concluyó que es tremendamente efectivo contra el E. Coli y que también tuvo efecto contra el staph aureus y Pseudomonas aeruginosa, dos bacterias que se relacionan con la neumonía y las infecciones de la piel. (Estudio)

Si a usted o alguien de su familia le toma un dolor de muela un domingo en la noche, como suele pasar, un poco de aceite de clavo en la zona del dolor, le va a calmar y posiblemente, anestesiar un poco.  

 

  1. EUCALIPTO (Eucalyptus Globulus)

Tradicionalmente, las hojas de eucalipto han sido utilizadas en nuestras casas para hacer vaporizaciones y aliviar síntomas de la gripa.  Pues los indígenas de muchas comunidades lo han utilizado para cualquier enfermedad donde se pueda aplicar su función antiespasmódica y antiviral. 

Al igual que el aceite de clavo, el aceite esencial de eucalipto tiene un profundo efecto sobre las infecciones por estafilococos.  Una investigación reciente de la Universidad VIT en India demostró en tiempo real que cuando el estafilococo áureus entra en contacto con el aceite de eucalipto, la bacteria pierde total viabilidad en solo 15 MINUTOS de interacción.  ¡Eso es efectividad! (estudio)

 

  1. INCIENSO o FRANKINCENSE (Boswella Carteri, fereana & sacra)

Sus poderosos beneficios quedaron un poco relegados debido a su papel en la historia como uno de los regalos de los Reyes Magos en el nacimiento de Jesús. 

El incienso que es un aceite esencial muy potente, finalmente está empezando a recibir atención, debido a sus increíbles efectos terapéuticos.  El periódico Oncology Letters (Cartas de oncología) publicó un artículo a finales del año 2018 que resalta la habilidad del incienso para eliminar células cancerígenas, por lo menos en las líneas celulares MCF-7 y HS-1, que causan tumores en el seno y otros. (Estudio)

El incienso ha sido utilizado exitosamente para tratar problemas digestivos, con el sistema inmunológico, salud oral, salud respiratoria, estrés y ansiedad.

 

  1. LAVANDA (lavándula Angustifolia)

La lavanda es bien conocida por sus propiedades suavizantes y calmantes, pero, además, acelera el tiempo de cicatrización de heridas, picadas, quemaduras y cortadas.  Está repleta de poderes antioxidantes y por eso, se ha evaluado su habilidad para tratar diabetes y estrés oxidativo en ratas.

En un artículo (estudio), se demostró que el aceite esencial de lavanda protegía contra el incremento del azúcar en sangre, así como disminuía la acción de la enzima antioxidante.  Principalmente, los científicos descubrieron que el tratamiento con aceite esencial de lavanda ayudó a inducir una disminución de estrés oxidativo, que es una causa conocida de la afección cardiaca y otra cantidad condiciones, así como el incremento de las funciones de enzima(s) antioxidante(s).

 

  1. LIMON (Citrus limón)

Varios de los aceites esenciales cítricos se utilizan para estimular el drenaje linfático, rejuvenecer la piel y como repelente de insectos.  EL aceite esencial de limón amarillo sobresale debido a que investigaciones recientes han concluido que tiene importantes propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.  El aceite de limón, así como otros aceites, son apreciados por su habilidad para combatir patógenos en los alimentos. (estudio)

 

  1. OREGANO (Origanum Vulgare)

Cada vez más estudios han demostrado la mejoría en la cuenta de glóbulos rojos, la función antibacterial, anti fungicida e inmunomoduladora del aceite de orégano.  Los beneficios de este aceite esencial son múltiples, según reportes del sitio WebMD:

  • El orégano se utiliza para desórdenes respiratorios como tos, asma, bronquitis y epiglotitis. Se utiliza también para afecciones gastrointestinales como acidez e inflamación.
  • Otros usos incluyen el tratamiento de cólicos menstruales, artritis reumatoide, infecciones del tracto urinario, dolores de cabeza y condiciones cardiacas.
  • El aceite de orégano se ingiere con el fin de combatir parásitos intestinales, alergias, sinusitis, artritis, gripa y resfriado, dolores de oído y cansancio.
  • Se aplica en la piel para afecciones de la piel como acné, pie de atleta, piel grasa, caspa, rosácea, cayos, aftas dolorosas, tiña y psoriasis.
  • También, se utiliza para picaduras de insectos y de arañas; enfermedad periodontal, dolor de muela, dolor muscular y venas várices.
  • El aceite de orégano se puede utilizar de manera tópica como repelente de insectos.

 

  1. MENTA (menta piperita)

El aceite esencial de menta ha de ser uno de los aceites más versátiles y por ello, la cantidad de usos y aplicaciones que tiene.  Tal vez, lo más interesante de la menta es que, en investigaciones recientes, ha demostrado ser, literalmente, resistente al antibiótico. 

Según el artículo publicado en el periódico Phytomedicine en 2013, se puede reducir el uso de antibióticos es decir, se puede utilizar como estrategia en el tratamiento para disminuir los efectos adversos y posiblemente revertir la resistencia al antibiótico beta-lactam”, debido a los potentes efectos que este aceite posee. (artículo)

Esta es una información pionera ya que la bacteria resistente al antibiótico ha sido una gran preocupación para las personas que le hacen mucho daño a su salud al consumir demasiados antibióticos, empezando por la flora intestinal, .  Esperemos que llegue el día en que un médico le pueda prescribir aceite esencial de menta y nada más para el resfriado o la gripe. 

 

  1. ROMERO (Rosmarinus Officinalis)

Una de las propiedades, entre las muchas que tiene el romero, es la de normalizar la presión sanguínea. 

A lo largo de los siglos se ha utilizado para mejorar la función cerebral y la memoria, aliviar molestias y dolores comunes, calmar adicciones y hasta tiene antecedentes como estimulante para el crecimiento del cabello. 

En uno de los estudios que evalúa la efectividad del romero al normalizar la presión sanguínea, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid tomaron 32 pacientes hipotensos y midieron qué tanto podía afectar a su tensión baja el aceite esencial de romero aplicado por 72 semanas.  Los resultados fueron sorprendentes: además de observar que el aceite esencial de romero podía elevar la presión sanguínea a niveles normales en la mayoría de los voluntarios, se descubrió que mejoró drásticamente la calidad de vida física y mental en cada uno de ellos, cosa que resalta los alcances sanadores que este aceite ancestral tiene en cuanto a salud y bienestar.  (estudio)

 

  1. SÁNDALO (Santalum Album)

El sándalo se utiliza a menudo para suavizar y aliviar gargantas irritadas; es un sutil bactericida que es más potente de lo que nos podemos imaginar.  Según la investigación publicada, apenas en 2018, el aceite de sándalo tiene la misteriosa capacidad de inhibir tanto la tirosinasa como la colinesterasa que afectan muchos procesos fisiológicos desde la producción de melanina hasta la apropiada función del sistema nervioso.  Los resultados fueron tan contundentes que los científicos concluyeron que “hay un gran potencial en este aceite esencial para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer”.  (estudio)

 

  1. ÁRBOL DE TE (Melaleuca Alternifolia)

Uno de mis favoritos.  El aceite de árbol de té tiene una larga y rica historia de uso como antiséptico cutáneo en quemaduras y cortadas, así como para el tratamiento de un amplio espectro de infecciones micóticas (incluyendo pie de atleta y tiña inguinal). 

En la comunidad científica se considera al aceite de árbol de té o también Melaleuca como “volátil” por su poder para combatir microbios; hasta llegó el punto de conducirse un estudio con miras a constatar si podía dañar el ADN, pero no se preocupe, miles de años de uso no fueron en vano. 

Según el Journal of Ethnopharmacology (periódico de etnofarmacología), se confirmó finalmente que el aceite de árbol de té no es tóxico y su uso es completamente seguro. (publicación)

Pensemos que un aceite esencial puede ser tan potente que hasta los científicos necesitan comprobar si éste pudiese dañar los genes. Tiene que ser algo realmente fuera de lo común.

Y no solo se trata del aceite de árbol de té.  Todos estos aceites que menciono aquí son campeones sanadores y deberían estar en el botiquín de todos los hogares en el mundo.  De hecho, yo los llevo conmigo a todas partes.

 

USOS Y APLICACIONES DE LOS ACEITES ESENCIALES SANADORES

Debido a su nivel de concentración y potencia, algunos de los mejores aceites esenciales hay que diluirlos de alguna manera.

A continuación, encuentra las formas más comunes de hacerlo:

Baños:  10 gotas de aceite mezcladas con ½ taza de leche de coco y 1 taza de sal marina conforma una aromaterapia muy efectiva para problemas circulatorios, musculares, respiratorios, dermatológicos, nerviosos y del sueño.  En general, se recomienda el proceso de diluir aceites que son muy fuertes y pudieran causar irritación en la piel.  Estos son, orégano, canela y clavo.  Los aceites de eucalipto, lavanda y sándalo son más suaves.

Compresas:  10 gotas en una cucharada de alcohol etílico desnaturalizado al 90% añadido a 4 onzas de agua.  Remojar una toallita y aplicar en las zonas golpeadas, infecciones molestias y dolores.

Inhalaciones:  5 gotas en un difusor o en agua caliente para aliviar la sinusitis y el dolor de cabeza.  Elija los aceites más suaves para las inhalaciones con agua caliente ya que los aceites calientes pueden ser bastante irritantes para las fosas nasales.

Ungüentos:  se recomienda una solución al 2% que comprendería 12 gotas por cada onza de aceite, con el fin de relajar y aliviar dolores musculares y de articulaciones. 

 

Aceites recomendables y cómo conseguirlos

Las marcas que conozco y recomiendo por su alta calidad y pureza son los aceites de DoTerra  www.doterra.com y Young Living www.youngliving.com,  en Europa Aromasan www.aromasan.ch 

Usted puede ingresar directamente a los sitios web para conocer un poco más sobre ellos y los precios que son bastante elevados, pero, créame, vale la pena.

También los puede comprar a través de la tienda en línea Amazon o yo personalmente, también los distribuyo.

En caso de que quisiera hacer un pedido a través mío, puede escribirme a johannakollou@gmail.com 

 

 


3 comentarios

  • me podrías decir si los aceites me sirven para tratar el síndrome de sjogren, y que aceites puedo utilizar

    Mario Alberto Escobar medina
  • me podrías decir si los aceites me sirven para tratar el síndrome de sjogren, y que aceites puedo utilizar

    Mario Alberto Escobar medina
  • Me interesó mucho esta forma de publicar en la que lo que se dice se soporta con investigaciones científicas y se da el enlace!!!
    Felicitaciones.

    Rafael García

Dejar un comentario