Qué son los adaptógenos y para qué sirven

Adaptógenos es el nombre que se le ha dado a ciertas plantas medicinales que han sido utilizadas por años en medicina tradicional.  El término “adaptógeno” lo acuñó el científico ruso Nikolai Lazarev en 1947 durante el período en que los soviéticos buscaban remedios naturales y seguros para incrementar la resistencia al estrés biológico, sobre todo, para el desempeño de las milicias y atletas rusos.

Está comprobado que el estrés provoca cambios reales en el cuerpo como daño en los sistemas inmunológico, endocrino y neurológico.  Los adaptógenos tienen propiedades estimulantes que ayudan a contrarrestar esos efectos dañinos.

La Unión Soviética publicó en los años 50 estudios sobre un estimulante que utilizaron llamado Schisandra Chinesis.  Se observó que las semillas y frutos de esta planta que comían los cazadores Nanai, reducía la sed, hambre y cansancio.  Incluso mejoraba su capacidad de visión nocturna. (1)

 

Cómo funcionan los adaptógenos

Las sustancias bioactivas de las plantas adaptógenas actúan a nivel molecular al regular y mantener un equilibrio duradero en en el eje APH de las glándulas adrenales, pituitaria e hipotálamo, quienes están involucrados en la respuesta al estrés, de forma que interfieren en la respuesta del cuerpo al estrés. 

Cuando nos enfrentamos con un mecanismo estresante, sea físico o mental, nuestros cuerpos experimentan lo que se llama Síndrome de Adaptación General (SAG).  El SAG tiene tres niveles de reacción: alarma, resistencia y fatiga.  Los adaptógneos nos permiten permanecer un poco más de tiempo en la fase de resistencia al frenar el efecto que provoca la fatiga.  Así que, en lugar de rendirnos en medio de un momento, esfuerzo o situación estresante, podemos mantenernos en calma.  

Por ejemplo, nos encontramos con una situación estresante como correr.  A medida que avanzamos, nuestro cuerpo responde liberando hormonas como la adrenalina que saca provecho de nuestros músculos y aparato respiratorio mientras nos mantiene concentrados en la carrera y la aguantamos.  El cuerpo contrarresta la acción estresante y nos sentimos con vigor y despejados, gracias a esta respuesta de nuestro cuerpo.

Cuando entramos en la etapa de agotamiento o fatiga, los adaptógenos tratan de “estirar” lo que más se pueda “la sensación de vigor y claridad” dando la fortaleza para aguantar así un poco más.

El objetivo es poder adaptarse al estrés, es decir, desempeñarse y sentirse tranquilo(a) aunque esté bajo una condición estresante.  Esto tiene incidencia en el bienestar físico ya que el estrés hace que las glándulas adrenales liberen la hormona cortisol que alerta y permite afrontar una emergencia, pero demasiado y una continua liberación de cortisol, agota profundamente la energía del cuerpo.

  

¿Qué necesita su cuerpo? Los adaptógenos se lo tienen

La otra faceta de los adaptógenos es que una vez que entran al organismo se “adaptan” según la necesidad de la persona; ya sea física, biológica o química.  Han sido comparados con un termostato que modera la respuesta al estrés como el termostato controla la temperatura.  Los adaptógenos están formados de compuestos con cualidades opuestas como proporcionar relajación o estimulación, según las necesidades específicas del cuerpo.

Según el doctor Ben Tabachnik, cuando el estrés se detiene, los adaptógenos ayudan a que las glándulas adrenales suspendan la acción más rápido.  En casos en que le estrés sea prolongado o severo, las glándulas adrenales ahorran sus reservas reduciendo la cantidad de cortisol que liberan debido a la restauración adaptogénica y gracias a la sensibilidad del receptor hipotalámico.  Las reservas energéticas de las glándulas adrenales vuelven a estar disponibles en el cuerpo para contrarrestar los agentes estresantes, demorando así, la fatiga adrenal. (2)

Hoy en día se utilizan como alternativa a algunos medicamentos y estimulantes, tales como esteroides anabólicos, o simplemente energizantes como remplazo del café y el azúcar.

 

Le presento las plantas adaptógenas (seguro ya conoce algunas de ellas)

Existen una buena cantidad de adaptógenos que crecen en condiciones hostiles. He aquí algunos de ellos:

 

Gingseng

Tal vez la más conocida de las plantas adaptógenas, se conoce por su estimulación cerebral, incremento en la capacidad física, alerta mental y función cognitiva, actúa como un antiinflamatorio, ayuda a la disfunción eréctil, previene la gripa y reduce el azúcar en sangre.  También, ayuda a regular la síntesis y la secreción de las hormonas suprarrenales.

 

Rhodiola Rosaea

 

Esta hierba es popular entre los sherpas o portadores en las montañas del Himalaya debido a la forma en que regula la energía y combate el mal de altura.  Otros estudios demuestran que participa en la estimulación para alcanzar niveles normales de cortisol y energía física.

 

Ashwagandha

Withania Somnifera. Wikipedia

Se le conoce como Ginseng de la India, los estudios realizados en ese país demuestran que al consumir la ashwagandha mejora considerablemente la forma de sentir y manejar el estrés.  Se consume también con la finalidad de tener claridad mental y vigor físico.

 

Astrágalo

En china se ha utilizado tradicionalmente para estimular la salud física y combatir estrés.  Su compuesto activo, llamado TAT2, es un protector antienvejecimiento, ayuda a desintoxicar y se utiliza igualmente como nutriente para los riñones.

 

Schisandra Chinesis

Esta hierba se ha utilizado en la medicina tradicional china para promover una buena salud en general.  Tiene propiedades antioxidantes y muchos usos como normalización del azúcar en sangre, presión arterial y acelerar la recuperación luego de cirugía.

Se utiliza también para tratar la hepatitis viral y proteger el hígado de intoxicaciones. 

Otros usos incluyen coadyuvante contra le colesterol elevado, neumonía, tos, asma, problemas del sueño, síndrome premenstrual, sudoración nocturna, disfunción eréctil, depresión, irritabilidad, pérdida de memoria y más.

 

Maca

Se conoce como el Gingseng peruano, pero no se relacionan.  Se utiliza como vigorizante, para la estimulación de la tiroides y la libido.

Disminuye el estrés y la ansiedad; realza el ánimo; regula los niveles hormonales.

Su aplicación tópica protege la piel y la hace ver más saludable; se usa en el tratamiento del acné.

Ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Ayuda a que el cabello crezca más rápido y saludable.

Participa en la salud dental y densidad ósea debido a su alto contenido de calcio.

 

Moringa

Tanto sus semillas como hojas, raíces y aceite se utilizan como vigorizante, es un preservante natural, contiene vitaminas y minerales. Para que sepa más sobre la Moringa, revise mi artículo sobre esta maravillosa planta aquí.

 

Tulsi o albahaca sagrada

Miembro de la familia de la menta, esta hierba contiene propiedades calmantes y ha sido utilizada por la medicina tradicional de India para la salud cardiaca, por sus propiedades antioxidantes y para lograr niveles lipídicos (de grasa) normales.  Se utiliza para combatir el estrés.  Actualmente la encontramos en forma de infusión en algunos supermercados.

 

Cardo mariano o Milk thistle

El compuesto activo de esta hierba es el silymarin para la salud hepática, activación del metabolismo y a equilibrar las hormonas asociadas al estrés. Se encuentra de venta en algunas farmacias.  Vale la pena tenerlo en cuenta ya que el hígado debe mantenerse en buena forma y la suplementación con el cardo mariano facilita la tarea de forma efectiva.

 

Romero

Probablemente ha consumido el romero como ingrediente en preparaciones alimenticias.  Además, dos de los componentes bioactivos presentes en el romero, ácido caféico y ácido rosmarínico, contribuyen a la salud cardiaca, digestiva y hepática.  También, a acelerar la cicatrización y proporcionar actividad antimicrobiana al organismo.  Las medicinas tradicionales alrededor del mundo la han utilizado para disminuir el estrés.

 

Sábila 

Se ha tomado un renovado interés en la sábila como súper alimento y hierba potente para la salud adrenal y del sistema inmunológico.  Los compuestos acemannan y aloctin tienen propiedades antioxidantes y antibacterianas, acelera la cicatrización de quemaduras, reduce la placa dental eliminando el streptococcus mutans en la boca y la cándida albicans.  Reduce el estreñimiento y niveles de azúcar en sangre, entre otras cosas.

 

Raíz de regaliz

Se utiliza en medicina tradicional para aliviar molestias intestinales como indigestión, úlceras estomacales, intoxicación alimentaria.  Un estudio encontró que suprime la bacteria tóxica H. pylori.

Se recomienda para tratar problemas respiratorios ya que, al tomar un suplemento, ayuda a producir flema limpia que permite al sistema respiratorio funcionar sin mucosa pegajosa adherida a las paredes pulmonares.

Además, reduce el estrés estimulando la glándula adrenal de forma que equilibra los niveles normales de cortisol en el cuerpo.

Geles tópicos de regaliz se recomiendan para tratar el eczema y otras condiciones de la piel.

 

Gingseng Eleuthero o Gingseng siberiano

La forma tradicional en que la consumen los pueblos de Rusia, Japón y China es la hierba completa en forma tisana y es recetada para aumentar la resistencia al estrés emocional como intensidad de trabajo, épocas de exámenes, duelo o desórdenes post traumáticos.

Se utiliza también como vigorizante físico, disminuye cansancio crónico, depresión leve y apatía.

Se utiliza el aceite esencial de la planta, cuyo principio bioactivo, el eluterósido, participa en el tratamiento del herpes viral.

Existen estudios que comprueban su efecto contra la fatiga crónica y para las personas con tensión arterial extremadamente baja. (estudios)

 

Bayas de Goji

Estas pequeñas bayas se consideran como la fruta de la longevidad en Ningxia Hui, una región al norte de China donde habitan 16 veces más de personas centenarias que en todo el resto del país combinado.

Las bayas de Goji orgánicas contienen numerosos antioxidantes, compuestos que previenen enfermedades; contienen 18 aminoácidos, 21 minerales traza y un grupo de vitaminas del Complejo B.

Se piensa que las bayas de Goji armonizan las funciones del cuerpo entero, lo que destaca vigor corporal, fuerza física y energía.

Las bayas de Goji tienen un bajo índice glicémico que permite incluirlas en una alimentación baja en carbohidratos.

Fortalecen el sistema inmunitario.

Se utilizan como medicamento antialérgico debido a que reducen los anticuerpos generados como respuesta al alérgeno. Como fortalecen el sistema inmunitario, resulta en una reducción de los síntomas de la alergia.

  

Cordyceps (Cordyceps militaris)

El cordyceps es un tipo de hongo que has sido utilizado ampliamente en la medicina tradicional china para tratar varias condiciones como fatiga, enfermedades respiratorias y renales, disfunción cardiaca y renal. 

En un tiempo más reciente se han empezado a evaluar los beneficios de este hongo en el ámbito del desempeño atlético ya que en 1993 los records impuestos por las atletas chinas fueron atribuidos al vigoroso entrenamiento y una alimentación que involucraba la intensa suplementación con Cordyceps.  Debido a lo raro y difícil de obtener, los experimentos y resultados siguientes se han conseguido con un tipo de Cordyceps militaris cultivado de manera sintética.

Se ha definido este hongo como un mimético natural del ejercicio (es decir, que su consumo hace el mismo efecto del ejercicio).  Se piensa que el cordyceps mejora el desempeño en el ejercicio al incrementar el flujo sanguíneo, realzar la utilización del oxígeno y actuando como un antioxidante.

El experimento realizado, demostró que el cordyceps militaris efectivamente mejora la tolerancia al ejercicio de elevada intensidad, pero cuando se ha suplementado de manera crónica y con buena cantidad de este suplemento. (estudio)

 

Reishi o Ganoderma lucidum

Este hongo medicinal es muy apreciado en Asia como un medicamento antienvejecimiento.

Ayuda a prevenir el daño celular causado por la edad y la inflamación que a menudo están ligados a enfermedades que proliferan en personas de edades avanzadas. 

Esta sustancia es excelente para combatir el insomnio y es una de las plantas que se utiliza para preparar enzimas digestivas.  Se dice que ayuda a sanar la hepatitis viral, asma y otra cantidad de condiciones.

Se le conoce como un potente tónico que le permite al cuerpo resistir la enfermedad y promover la longevidad.(3)

 

¿Qué planta adaptógena le puede servir a usted y cómo utilizar el suplemento?

Según varios naturópatas que utilizan adaptógenos para aliviar el estrés, el cortisol está a la raíz de el sobrepeso, sobre todo en el área del abdomen.  Los adaptógenos reducen el estrés y al reducir la producción de cortisol, se puede controlar mejor el sobrepeso.

Cómo iniciarse en el uso de adaptógenos

Cada adaptógeno tiene un efecto diferente en el cuerpo, así que su elección depende de lo que usted busca.  Por ejemplo, si usted siente agotamiento, pero llega la hora de dormir y le da insomnio, la ashwagandha le ayuda a tener energía y cuando llega el momento, a relajarse.

 Siga las instrucciones cuidadosamente

En cuanto a la dosificación, siga las instrucciones que vienen con la información del producto.  Un médico naturópata puede recomendarle adaptógenos específicos provenientes de fórmulas y tinturas confiables.  En general son muy seguros, pero recuerde que cada persona es diferente y así mismo, su reacción a los ingredientes de las plantas, así que, empiece poco a poco y observe cómo reacciona su cuerpo.

Recuerde que varias de estas plantas interactúan con medicamentos que le han sido recetados y no se recomiendan para personas con ciertas condiciones.

Asegúrese de informarse bien sobre el o los suplementos que desea tomar y que no vayan a interferir con medicamentos o alguna enfermedad que tenga.  Adquiera productos de alta calidad, orgánicos y que provengan de fuentes de confianza.

 

Sea creativo(a) a la hora de utilizar sus suplementos adaptógenos

Usted puede conseguir los suplementos en forma herbal, en cápsulas, algunos en polvo y otros en extracto.  Puede añadirlos a sus batidos, infusiones o sopas, si la presentación es en polvo.

El hongo Reishi, por ejemplo, es mejor consumirlo en extracto ya que su uso prolongado en otra presentación, puede provocar molestias digestivas.

Tanto la moringa en polvo como las bayas de Goji pueden utilizarse en sus batidos y son una adición saludable que proporciona los beneficios de estas plantas adaptógenas.

 

Tome sus adaptógenos de forma inteligente

Los adaptógenos que son estimulantes como el reishi y la rhodiola, es mejor consumirlos temprano, antes de las 15h, para permitir que trabajen en conjunto con los ritmos naturales del organismo.

Los adaptógenos como el Tulsi, sin embargo, pueden tomarse a cualquier hora del día pues no son tan fuertes como para provocar un efecto sedante.

Usted puede utilizar los adaptógenos durante algunos días o algunas semanas , mientras vive un período estresante en el trabajo, por ejemplo.  Pueden tomarse en tiempos donde toca afrontar muchos cambios o situaciones inesperadas.  Algunos naturópatas recomiendan rotar el tipo de adaptógeno que esté utilizando después de SEIS SEMANAS, precisamente para que el cuerpo no se acomode demasiado al suplemento y sienta los beneficios sutiles de cada planta.

 

Los adaptógenos no son una cura definitiva ni substitutos

Los adaptógenos son para utilizarse durante períodos intensos de la vida, como época de exámenes, urgencias de trabajo, momentos exigentes y permitirle estar en calma y con buena energía a largo plazo.  Deles una oportunidad para que sienta la diferencia.

Al igual que con cualquier medicamento o suplemento, los adaptógenos tienen efectos secundarios, interacciones y contraindicaciones.  Así que por favor investigue con detalle si le interesa alguno de estos adaptógenos, sobre todo si es para acompañar el tratamiento de alguna condición actual en su salud.

Recuerde que siempre es mejor decidir junto con su médico(a) naturista lo que mejor le conviene, así que no dude en consultarle antes de empezar con cualquier suplemento.

 

Clasificación útil según la necesidad

Le he presentado algunos de los adaptógenos que más se utilizan, pero en esta clasificación, según la necesidad, encuentra muchas plantas más. Esto le puede dar pistas sobre qué planta puede utilizar para varios casos y con cuáles rotar el uso de adaptógenos.

 a. Adaptógenos para incrementar el deseo sexual

Jazmín, raíz de maca, espárrago, kava-kava, rosa, ylang.ylang, aceite esencial de sándalo, schisandra, ashwagandha, salvia esclarea, damiana, dong quai.

 b. Adaptógenos para disminuir el estrés y la ansiedad

Schisandra, astrágalo, hisopo, valeriana, hongo Maitake, ashwagandha, menta, limón, tulsi, ginseng, ginseng eleuthero, raíz de maca, dong quai.

 c. Adaptógenos que equilibran los niveles hormonales

Canela, dong quai, raíz de regaliz, astrágalo, maca, manzanilla, alga kelp, fenugreco, clavo rojo, ashwagandha.

 d. Adaptógenos para la función cerebral, concentración y memoria

Bacopa, ginseng, albahaca, yerba mate, tulse, cúrcuma, rhodiola rosea, salvia, arándanos azules, menta, romero, ashwagandha, gingko biloba, schisandra, ginseng eleuthero, té verde, moringa.

 e. Adaptógenos para combatir el cansancio

Schsandra, menta, raíz de astrágalo, borraja, rhodiola rosea, yerba mate, ginseng eleuthero, hongo Reishi, raíz de regaliz, romero, guaraná, ginseng, toronjil, moringa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario